Exposición El drama de las migraciones: un cuarto de siglo desde el objetivo de Fernando García Arévalo

  • El espacio Cajasur de Algeciras acoge desde este viernes 25 fotografías y textos del fotoperiodista

  • La exposición permanecerá abierta hasta el 9 de enero de 2021

Fernando García Arévalo posa junto a una de sus obras fotográficas Fernando García Arévalo posa junto a una de sus obras fotográficas

Fernando García Arévalo posa junto a una de sus obras fotográficas / Erasmo Fenoy

Tan cerca y tan lejos. Es una idea que bien puede resumir el título de la exposición del fotoperiodista Fernando García Arévalo, En lo más ancho del Estrecho. 1992-2017, que llega este viernes a la sala de exposiciones de Cajasur en Algeciras, donde permanecerá hasta el 9 de enero de 2021 y podrá visitarse en horario de lunes a sábado de 10:30 a 13:30. El título pone de manifiesto la lejanía de los que viven al otro lado del Estrecho, a pesar de estar físicamente tan cercan. "Se llama así porque, a pesar de la cercanía, tenemos muchas diferencias", explica García Arévalo.

La exposición, que en su momento obtuvo el impulso de la Diputación de Cádiz y ha estado en otras ciudades como Córdoba y Granada, reúne 25 obras fotográficas del autor, acompañadas todas ellas de un texto de carácter muy personal, también obra de García Arévalo, que trabajó en el pasado para Europa Sur. En ellas, trata de poner rostro a ese fenómeno al que estamos ya tan acostumbrados como es el de las migraciones, pero que todavía era desconocido cuando él empezó a trabajar en él hace ya casi tres décadas. De la misma, existe un libro que también se puede adquirir. 

El prólogo del libro que acompaña a la exposición es toda una declaración de intenciones. En él, afirma: "El Estrecho, el Mediterráneo se han convertido en la fosa más extraordinaria de cuantas tenemos constancia". "Nunca me cansaré de repetir que levantar acta de las migraciones irregulares en esta parte del mundo ha sido, es y siempre será mi obligación", añade.

El fotoperiodista, que nació en el Castillo de Castellar pero que vivió desde muy pequeño en Taraguilla, explica que su dedicación a este tema comenzó a principios de los noventa, tras ver una ya tristemente célebre fotografía de Ildefonso Sena, quien también formó parte de Europa Sur, en la que aparecía un cadáver de una persona que se había ahogado tratando de llegar en patera a las costas de Tarifa. 

Una de las series de fotografías de la exposición Una de las series de fotografías de la exposición

Una de las series de fotografías de la exposición / Erasmo Fenoy

A partir de ahí, García Arévalo reconoce que ese tema lo atrapó y desde entonces no ha dejado de retratarlo. "Me obsesioné con ello, pero era complicado porque no llegaban todos los días y solía hacerlo de noche. Estuve durmiendo mes y medio en el coche de mi padre", relata. Finalmente, en una batida con la Cruz Roja logró inmortalizar una de las embarcaciones que trataban de llegar a tierras andaluzas. "Era muy joven y me impresionó, porque por entonces no estábamos acostumbrados", relata.

"Hoy, ver estas imágenes es algo cotidiano, porque se repiten constantemente, nos saturan y nos ponemos casi a la defensiva, porque cada uno tiene sus problemas y sencillamente nos olvidamos de esto", destaca García Arévalo en un momento en el que Canarias está volviendo a recibir un gran número de migrantes diariamente y el Tribunal Constitucional ha avalado las llamadas 'devoluciones en caliente'.

El fotoperiodista destaca que busca también concienciar de que el Estrecho no solo lo cruzan subsaharianos o magrebíes, sino también puede ser que vengan personas de otros puntos que huyen de un conflicto, incluso de Asia. "Alguien que haya huido de la Guerra de Irak puede venir por aquí", ejemplifica.

Lograr retratar estas situaciones no es fácil y requiere una gran paciencia. "Hay que trabajar muchísimo, ser curioso, tener empatía e informarse para hacerlo todo de la mejor manera posible", concluye García Arévalo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios