Algeciras

La crisis al otro lado del Estrecho

  • La coyuntura económica de España arrastra al sector turístico de Tánger hacia el decrecimiento l datos Las pernoctaciones en la ciudad marroquí descienden un 4% durante el primer cuatrimestre del año, respecto a 2010

Comentarios 1

La crisis económica española extiende sus tentáculos y sus efectos comienzan a notarse con fuerza en Marruecos. De hecho, el sector turístico de Tánger sufre ya las consecuencias de la actual coyuntura hispana, que arrastró a esta actividad en dicha ciudad hacia el decrecimiento. Así lo confirman los datos del primer cuatrimestre de 2011, cuando el número de pernoctaciones de visitantes españoles -el colectivo más potente- en el municipio norteafricano descendió un 18%, en comparación con el mismo periodo del ejercicio precedente. Esta caída ya venía registrándose con anterioridad; pero ahora, por primera vez, perjudica a la cifra total de turistas de cualquier nacionalidad que arriban a Tánger.

De hecho, según el Observatorio de Turismo Marroquí, los viajeros que hicieron noche en la localidad disminuyeron un 4% entre enero y abril, contabilizando 236.147 pernoctaciones frente a las 249.956 del mismo plazo de tiempo de 2010. Dichas cifras se resintieron, según reconocieron desde las propias instituciones marroquíes, por el desplome de los viajeros de España: que reservaron en el primer cuatrimestre del presente año 36.188 noches, frente a las 43.897 de 2010 (-18%). "El retroceso de las pernoctaciones es atribuible al resultado negativo del mercado español", afirmaron desde el Observatorio.

De hecho, en 2010 ya se contabilizó una caída de las reservas hispanas del 3% entre enero y abril; pero las cifras globales se salvaron gracias al crecimiento del turismo procedente de Italia (+102%), Suiza (+136%), Alemania (+25%) y Portugal (+25%).

Pero la situación del primer cuatrimestre de 2011 resultó insalvable y ya repercute negativamente en el sector y en el empleo. Tal y como explica Younes S., un guía turístico asentado en Marruecos, las rutas contratadas para visitar la ciudad -y no sólo Tánger, sino también otras como Fez- se adentraron en una tendencia negativa desde el inicio de la crisis. "Pero este año se ha agudizado", apostilla.

Y es que la ciudad norteafricana se presenta como una de las principales rutas de entrada de turistas al país. En primer lugar, gracias a su enlace con Tarifa a través de ferry. Pero también por la instalación aeroportuaria allí ubicada -con una conexión, por ejemplo, con Barajas-. Una situación que preocupa a las autoridades marroquíes, que inciden en todos sus informes en la caída del mercado español.

Envía tus convocatorias a viviraqui@europasur.com

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios