Algeciras Serrat, Ríos y Sabina firman por la reparación del colegio Campo de Gibraltar

  • La asociación de madres y padres recaba la firma de representantes del mundo de la cultura para demandar una actuación integral en el centro, que lleva una década con un patio cerrado

Alumnos y padres del Colegio Campo de Gibraltar protestan por el estado del patio, el pasado noviembre. Alumnos y padres del Colegio Campo de Gibraltar protestan por el estado del patio, el pasado noviembre.

Alumnos y padres del Colegio Campo de Gibraltar protestan por el estado del patio, el pasado noviembre. / Erasmo Fenoy

Joan Manuel Serrat, Miguel Ríos, Joaquín Sabina, Kiko Veneno o Rozalén son algunos de los músicos, escritores, artistas y profesores que han firmado una carta dirigida a las autoridades de Algeciras en la que exigen que se haga una reparación integral y urgente del colegio público Campo de Gibraltar, que lleva diez años con uno de sus patios cerrado y con múltiples deficiencias en sus instalaciones. El colegio está situado en La Bajadilla, el barrio más poblado de Algeciras, donde Francisco Sánchez Gómez nació y se convirtió en el mejor guitarrista del mundo, Paco de Lucía.

Los alumnos y alumnas llevan años sin poder entrar ni jugar en su patio debido a las grietas aparecidas en los muros que lo rodean en diciembre de 2010. Todos ellos juegan desde entonces en otro patio que soporta más del doble del alumnado que debiera. La asociación de madres y padres considera en un comunicado que "en estos tiempos de prevención contra el Covid-19 las autoridades deben reparar y reabrir el patio y garantizar que sus hijos e hijas van a poder jugar con espacio suficiente y con la debida distancia social entre ellos/as". Incluso la Inspección de Trabajo ha hecho un requerimiento a la Junta de Andalucía al respecto.

El documento que ha recabado las firmas defiende que los 550 alumnos y alumnas, de los cuales un 40% son hijos e hijas de trabajadores extranjeros, tienen todo el derecho a una educación pública de calidad en unas instalaciones dignas y seguras. “No estamos pidiendo nada excepcional, sólo que se cumpla un derecho fundamental y básico que tienen todos los niños y niñas del mundo. Los de La Bajadilla, barrio sistemáticamente marginado y olvidado de los poderes públicos, también”, reclaman los padres y firmantes.

Los orígenes del flamenco y la ascendencia campesina y obrera del barrio, construido por emigrantes andaluces que a mitad del siglo XX vinieron a trabajar a una Algeciras en crecimiento, son otros argumentos del escrito, en el que se añade: “Paco de Lucía se indignaría profundamente con la situación de este colegio y firmaría encantado este comunicado porque sabría identificarse con los chiquillos que hoy corren y juegan en las calles de su barrio natal”.

El escrito concluye así: “Sabemos que los maestros y maestras, su directora y todo el personal del colegio hacen un trabajo magnífico con los alumnos/as, que reciben una preparación de gran nivel, pese a las dificultades que suponen las deficiencias en sus instalaciones. Que todos sepan que estamos con ellos y apoyamos su justa reivindicación. Y que lo sepa todo el que tenga en su mano poner remedio a esta situación”.

Firman también el guitarrista Paco Cepero, los cantaores Antonio Fernández Díaz, Fosforito, Vicente Soto Sordera, Manuel Gerena, Esperanza Fernández y Juan Pinilla; el bailaor David Morales, o lo flamencólogos Faustino Núñez, Alfredo Grimaldos y Fermín Lobatón.

Otros firmantes del escrito son el actor Juan Diego Botto, el director de cine Benito Zambrano, la abogada Cristina Almeida, o el cantautor Javier Ruibal, su hija, la bailaora Lucía Ruibal, o su hijo Javi, batería y productor musical, además del músico algecireño Antonio Romera, Chipi, y la cantautora Lucía Socam.

Se adhieren al escrito los pintores Andrés Vázquez de Sola y Juan Gómez Macías, los escritores Juan José Téllez, Ana Rossetti, José Chamizo de la Rubia, Enrique Montiel o Alexis Díaz Pimienta y los periodistas Carlos Enrique Bayo, Jordi Gordon, Antonio Avendaño, Eduardo Albaladejo, Manuel Prados, Yolanda García Villaluenga y Juan Miguel León Moriche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios