contenido patrocinado

Rotundo éxito en la Adobada de Caromar a beneficio de Adis

  • Entre todos los asistentes al Patio de San Luis de Chipiona el Día de Andalucía se repartieron más de 700 kilogramos de pescado para ayudar a la asociación de discapacitados

José Caro posa junto a sus hijos José, Antonio Luis y María Isabel, sus nietos Iván y María Isabel y varios miembros de Adis. José Caro posa junto a sus hijos José, Antonio Luis y María Isabel, sus nietos Iván y María Isabel y varios miembros de Adis.

José Caro posa junto a sus hijos José, Antonio Luis y María Isabel, sus nietos Iván y María Isabel y varios miembros de Adis.

El Día de Andalucía se vivió en Chipiona de una forma diferente. El Patio de San Luis se llenó de público para disfrutar de una jornada llena de júbilo, alegría y solidaridad. Caromar, empresa chipionera especializada en la venta de pescados enharinados, organizó con la ayuda de Adis y la colaboración del Ayuntamiento de Chipiona la II edición de la ‘Adobada de pescado’ a beneficio de la organización sin fines de lucro. Más de 700 kilogramos de pescado frito fueron repartidos entre los asistentes al lugar, mientras que la recaudación fue a parar a las arcas de Adis.

El Patio de San Luis de Chipiona se llenó para vivir espectáculos flamencos por la mañana y una buena tarde de carnaval. El Patio de San Luis de Chipiona se llenó para vivir espectáculos flamencos por la mañana y una buena tarde de carnaval.

El Patio de San Luis de Chipiona se llenó para vivir espectáculos flamencos por la mañana y una buena tarde de carnaval.

“Paz. Inocencia. Corazón. Aquí no hay maldad ninguna”, exponía José Caro, gerente de la empresa chipionera Caromar, a la hora de hablar de los miembros de Adis. Se sentía feliz de poder ayudar una vez más a esta asociación chipionera que trabaja con personas con discapacidad: “Es un lujo poder colaborar con ellos. Sabemos que les hace mucha falta porque no tienen recursos económicos y hacen un trabajo impresionante.

Están abiertos a cualquiera que quiera echarles una mano y nosotros no dudamos en hacerlo”. El empresario chipionero se emocionaba mientras comentaba con los miembros de Adis presentes las múltiples razones que llevan a Caromar a organizar este tipo de acciones. “Dentro de 200 años seguiremos haciendo la ‘adobada’, ¿verdad?”, exageraba entre risas con uno de los miembros de Adis, una asociación cuyo padrino es José Mercé.

Miembros de Adis y Caromar trabajaron a destajo para poder servir el pescado a todo el público que no quiso perderse el espectáculo preparado. Miembros de Adis y Caromar trabajaron a destajo para poder servir el pescado a todo el público que no quiso perderse el espectáculo preparado.

Miembros de Adis y Caromar trabajaron a destajo para poder servir el pescado a todo el público que no quiso perderse el espectáculo preparado.

En total, se repartieron más de 700 kilos de pescaíto frito. Las freidoras preparadas no daban a basto para atender al público que se agolpaba en las barras. “Necesito 10 cartuchos más”; “no te cueles, que yo tengo a tres personas esperando desde hace un rato”; “ por favor, vamos a repartirnos, que hay mucha gente”.

Antonio, hijo de José, ayuda en las labores de preparación. Antonio, hijo de José, ayuda en las labores de preparación.

Antonio, hijo de José, ayuda en las labores de preparación.

Eran las frases que pronunciaban los miembros de Caromar que se encontraban detrás de la barra haciendo las veces de camareros en el evento. Entre ellos, los hijos de José Caro, José y Antonio Luis, y su mujer, hacia quien se deshacía en elogios cuando hablaba del organigrama de esta empresa familiar referente en el sector del pescado enharinado: “Antonio es el jefe producción; José, el encargado de la logística; mi hija María Isabel es la jefa de venta al público; Virginia es la mandamás en la parte administrativa; y luego está mi mujer Isabel, que es quien hace de engranaje en todo el mecanismo y ayuda en todos los sectores para que la empresa salga adelante”.

José y su hijo preparan el adobo junto a otros miembros de la comitiva. José y su hijo preparan el adobo junto a otros miembros de la comitiva.

José y su hijo preparan el adobo junto a otros miembros de la comitiva.

Este evento benéfico compartió protagonismo con los actos institucionales del Día de Andalucía en la localidad chipionera. Las actuaciones flamencas coparon el escenario durante la mañana. Una vez entrada la tarde hicieron acto de presencia las comparsas y chirigotas, que amenizaron una bonita tarde de carnaval.