Algeciras

Promotores de La Ermita creen que el juez es el que debe decidir

  • La Junta de Compensación dice que el Consistorio debe dar servicio y mantenimiento a los vecinos y que ella asumirá sólo lo que se acredite como defecto de origen

Comentarios 4

El secretario de la Junta de Compensación de las urbanizaciones de la zona de La Ermita, Ignacio Ollero, dijo ayer a este diario que en el conflicto suscitado en relación a quién es el responsable de acometer los arreglos en la zona "al final va a tener que decidirlo un juez. De hecho, acudiremos a un juez". También indicó que, mientras que éste decida, "los vecinos no pueden seguir sin servicios", de iluminación, limpieza etc, unos servicios que, según dijo, son obligatorios para el Consistorio.

Reconoció que "los vecinos tienen toda la razón del mundo", pero "difícilmente, los vecinos pueden interponer ningún tipo de procedimiento judicial contra la Junta de Compensación porque formalmente son miembros de la Junta, como propietarios de las viviendas". Ollero es de la opinión de que "lo razonable es que los propietarios estén unidos a la Junta de Compensación y no al Ayuntamiento, como parece que les han aconsejado". Los vecinos anunciaron que demandarían tanto a la Junta como al Ayuntamiento.

Ollero dijo estar muy tranquilo y añadió que "nosotros estamos dispuestos a hacernos cargo de todo lo que el Ayuntamiento acredite que, efectivamente, han sido defectos constructivos o de ejecución. Haremos los arreglos pertinentes, lo que ocurre es que no existen tales". La Junta de Compensación no se opone a realizar todo lo que se demuestre como defecto de origen de 2004, "lo mismo que si hay vicios ocultos dentro del periodo de garantía de esos vicios, pero no estamos dispuestos a asumir defectos de mantenimiento ni conservación, que corresponden al Ayuntamiento". Ollero sí dijo que la Junta sólo asume un pequeño problema en el saneamiento "en vías de solución", pero de poca entidad y de hecho, está funcionando el servicio.

El secretario de la Junta de Compensación apuntó que, por contra, el Ayuntamiento está exigiendo que elimine "unos defectos, cuyo origen no provienen de una defectuosa ejecución de las obras de urbanización, sino que se derivan de la conservación y del mantenimiento". Indicó que cuando se terminaron las obras de urbanización, se entregó todo pintado, estaban los árboles y estaban los cables de cobre. Ollero apuntó que, precisamente existe la acreditación de que todo estaba en condiciones "porque la urbanización tiene la autorización de todas las compañías suministradoras para dar los servicios, lo cual demuestra que los servicios estaban correctos".

Asimismo, indicó que cuando el Ayuntamiento autorizó la primera ocupación de las viviendas "lo que está es bendiciendo que la urbanización es apta y que contiene todos los servicios para su uso".

Ignacio Ollero se remitió a cuando terminaron las obras y recordó que en mayo de 2004, los técnicos de la Junta de Compensación emitieron un certificado final de obras y se ofreció la recepción de la urbanización al Ayuntamiento. Apuntó que la Ley, para evitar demoras en las respuestas de las administraciones, determina un plazo de cuatro meses para que las administraciones decidan y resuelvan. "Si no hay respuesta en esos cuatro meses, la Ley entiende que, por silencio administrativo positivo, se produce la recepción de la obra". Ollero añadió que en el caso de La Ermita ocurrió eso: "El Ayuntamiento no dijo absolutamente nada y entonces hay que presuponer recepcionada la obra". Eso significa que "desde ese preciso instante la conservación recae en el Ayuntamiento".

Finalmente, se refirió a la problemática calle de Misioneras Concepcionistas, de la que vaticinó que como siga así "se va a caer" a la vez que indicó que "es un fallo del Ministerio de Fomento, así lo veo y así lo ven nuestros técnicos". Recordó que cuando se hizo el Acceso Norte, Fomento sabía que encima del talud que realizó iba a ir una vía pública "por eso es lógico deducir que la consolidación de ese suelo debería haberla asumido Fomento".

2004

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios