L La gestión de Emalgesa, bajo sospecha

El PP obvia 4,12 millones en obras adjudicadas sin concurso a Aqualia

  • La inversión encargada directamente al socio minoritario asciende a 6,52 millones de euros del total de inversiones · Los populares sólo denunciaron la parte ejecutada bajo la gestión del PSOE: 2,4 millones

12

El Partido Popular denunció el jueves que el Ayuntamiento, a través de Emalgesa, adjudicó a Aqualia sin concurso obras por valor de 2,4 millones de euros. Sin embargo este partido obvió que otros 4,12 millones de euros en obras ejecutadas por el socio privado de la empresa mixta de aguas en la red de Algeciras fueron adjudicadas de manera directa y sin mediar concursos, mediante convenios y acuerdos plenarios adoptados durante su etapa de gobierno junto al Partido Andalucista y el ex alcalde Patricio González. Así se desprende del análisis del pliego de condiciones para la adjudicación del servicio redactado en 1995 y varios convenios posteriores -a los que ha tenido acceso Europa Sur-suscritos entre el Ayuntamiento y la empresa adjudicataria, que posteriormente fueron ratificados en pleno por el entonces gobierno del PA y PP.

Por tanto, el monto de inversiones desarrolladas por Aqualia como socio minoritario de la empresa mixta Emalgesa amparándose en el canon de mejoras al margen de procedimientos acordes con la Ley de Contratos del Estado asciende a 6,52 millones de euros: los 2,4 millones que denunció el PP y los 4,12 millones señalados y encargados a Aqualia desde el momento de la adjudicación del servicio hasta 2001.

El pliego de condiciones del servicio de aguas confeccionado en 1995 establecía entre sus criterios para la adjudicación que la empresa elegida para prestar el servicio debía aportar hasta 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros) a la parte municipal en concepto de inversiones para la mejora del servicio para ser libradas conforme a las necesidades de mejora. Estos fondos serían recuperados por la parte privada mediante el canon de inversión de manera fraccionada entre los recibos que se cobran a los usuarios o métodos análogos en un plazo de 25 años, además de un interés fijado del Mibor más un 1% como máximo como contraprestación por adelantar estas cuantías.

Del mismo modo, el documento recoge la existencia de dos tipos de obras, las de carácter inicial y las de ampliación, renovación y mejora. En cuanto a las primeras, el apartado segundo de la cláusula decimoctava del pliego establecía que una vez adjudicado el servicio, la parte privada (el socio minoritario) "ejecutará las inversiones iniciales que se definan y aprueben por el Ayuntamiento con cargo a los 12 millones de euros de la aportación privada" lo cual acota a éstas las obras de adjudicación directa.

Las obras de mejora, según siguiente apartado del pliego, ya relativo a la prestación del servicio, "podrán ser realizadas por el socio minoritario, a solicitud del Ayuntamiento de Algeciras o de aquel, y previos los trámites legalmente establecidos". Esto es, mediando concurso público.

Sin embargo, según consta en un convenio firmado en 2001, de los 12 millones de euros en inversiones inicialmente previstos se invirtieron finalmente 11,5. De éstas, fueron considerados gastos de carácter prioritario 5,52 millones de euros (919.543.134 pesetas) según un convenio firmado por Emalgesa y Sogesur (antigua denominación de Aqualia) el 17 de octubre de 1995, ratificado en pleno el 29 de noviembre de dicho año. Esos 5,52 millones no necesitaban concurso, porque así lo estipulaba el pliego de condiciones para elegir al socio minoritario.

También resulta esclarecedor, un certificado emitido por el consejero de Emalgesa Francisco Montoya (PA) fechado el 30 de abril de 1997 refleja que las obras de "carácter prioritario" determinadas para la primera fase ascienden a los 5,52 millones de euros (919.543.134 pesetas) ya referidos.

Otras inversiones posteriores, valoradas en su conjunto en 6,3 millones de euros, sí fueron sacadas a concurso ya que contaron con financiación procedente de la Unión Europea, a través del Feder. De este monto, Aqualia aportó 1,89 millones, con cargo también a los 12 estipulados por el pliego.

Así, las obras adjudicadas mediante concurso o amparándose en el criterio de prioridad suman 7,41 millones de euros, lejos de los 11,5 invertidos finalmente. La diferencia, 4,12 millones, fueron encargados a Aqualia sin respetar las condiciones del pliego que regulan la prestación del servicio (el apartado 19), que obligan a cumplir los trámites "legalmente establecidos". Estas obras fueron acometidas tras la conclusión de la primera fase -la considerada inversión inicial- y el año 2005, momento en que se realiza la ampliación del plan de inversiones también con cargo al canon de mejora por 2,4 millones de euros, ya con el PSOE en el Gobierno municipal. A éstas son a las que sólo se refirió el PP en su comunicado del pasado jueves.

El convenio entre Emalgesa y Aqualia de octubre de 1997 establece que las obras de fases posteriores a la inicial y prioritaria "podrán ser incorporadas en las mismas condiciones a este convenio siempre que se hayan realizado los trámites pertinentes" -lo que obligaría según la interpretación hecha por este periódico a convocar concurso público- "similares a los seguidos para esta primera fase". Este mismo argumento es el que esgrimió el PP para denunciar las irregularidades respecto a los 2,4 millones, pero no lo aplicó a su etapa de gobierno.

Los responsables de ambas sociedades, Emalgesa y Aqualia, rehusaron la posibilidad de réplica solicitada por este diario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios