Algeciras

Propuesta de sanción por 12.000 euros a un bar de Capitán Ontañón por exceso de ruido

  • Derecho al descanso había presentado ante el Ayuntamiento de Algeciras numerosas denuncias contra el establecimiento

  • Los propietarios afirman que trabajan para subsanar las deficiencias y anuncian acciones legales contra la asociación vecinal

La asociación de vecinos por el 'Derecho al descanso nocturno centro de Algeciras' ha informado hoy de que el Ayuntamiento de la ciudad ha incoado una propuesta de sanción de 12.000 euros y cierre por cuatro meses al bar Marieta, situado en la avenida Capitán Ontañón, tras numerosas denuncias por exceso de ruidos y reincidencia en incumplimiento de la normativa ambiental.

“Debido a la multitud de denuncias presentadas contra el pub actualmente llamado Licorería Marieta, antes llamado Blanko y mucho antes Cielo, a lo largo de los últimos años por parte de diferentes vecinos y de la comunidad de propietarios, al fin el Ayuntamiento de Algeciras impuso la semana pasada el cese inmediato de los equipos de reproducción sonora a dicho local que se vio obligado a cerrar sus puertas”, indica la asociación en un comunicado.

“Tras una inspección por parte de la Delegación de Medio Ambiente”, añade el texto, “se encontraron numerosas irregularidades en el establecimiento: no encontrarse conectado el dispositivo limitador-controlador de sonido a la cadena musical, no disponer de contrato de mantenimiento del limitador-controlador actualizado, realización de obra menor sin autorización administrativa, modificaciones en la disposición de altavoces, equipo musical paralelo destinado a actuaciones en directo para las cuales no se dispone de las debidas autorizaciones administrativas, etc”.

La asociación vecinal apunta que “estas irregularidades podían permitir al negocio emitir por encima del límite legal establecido, 90 decibelios, y por tanto también superar los límites de inmisión nocturnos en los dormitorios de las viviendas del mismo edificio donde se encuentra ubicado el pub, 25 decibelios”.

Como consecuencia de todo ello, la empresa titular del establecimiento, Copas y Ocio SL, se enfrenta, según los vecinos, a una propuesta de sanción económica de 12.000 euros por reincidencia y a una sanción accesoria de clausura temporal total por un periodo de cuatro meses.

“Los vecinos de la avenida Capitán Ontañon afectados por la contaminación acústica pudieron disfrutar sorprendentemente durante el pasado fin de semana de un sueño profundo en sus propios hogares, algo imposible desde hace ya mucho tiempo para estas personas que tienen que soportar la música procedente de los locales nocturnos ubicados en los bajos de su mismo edificio”, señala el comunicado.

“Desde nuestra asociación”, concluye, “celebramos estas medidas tomadas por el Ayuntamiento ante este grave problema y confiamos en que sigan en esta línea de defender el derecho al descanso de sus ciudadanos aplicando la normativa autonómica y la ordenanza municipal vigente”.

Réplica de los propietarios

Pasadas las 14:00, la dirección del bar ha emitido un comunicado en el que admite la existencia de un expediente por parte del Ayuntamiento y en el que atribuye las deficiencias detectadas “a las gestiones anteriores del local, cuando este se llamaba Blancko, si bien el local ha cambiado de propietarios el pasado mes de agosto de 2018”.

“La nueva gestión está trabajando para subsanar todos aquellos aspectos que han sido requeridos por parte del Ayuntamiento”, añade la nota, que subraya que actualmente “no existe ninguna orden de clausura del local”. “El pasado fin de semana no abrimos al público para realizar trabajos de limpieza y mantenimiento de las instalaciones, por nuestra propia voluntad”, apunta a este respecto.

En esa línea añade que “no existe resolución alguna del expediente y por tanto, no tenemos impuesta ninguna sanción económica de 12.000 € ni ninguna orden de cierre de 4 meses como dan a entender las informaciones que se han publicado fruto de una nota de prensa con información falsa promulgada por una asociación contra la que tomaremos las acciones legales pertinentes”.

El comunicado concluye expresando la voluntad de los responsables del Marieta de “compaginar la actividad de nuestro local con el descanso de los vecinos, por lo que asumiremos cuantas medidas se nos exijan por parte del Ayuntamiento y que sean necesarias para compaginar la correcta convivencia con los vecinos con la actividad de nuestro local que da trabajo a mas de 30 personas y contribuye al tejido empresarial, económico y turístico de la ciudad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios