Medallas de la Virgen de la Palma 2019 Bendecidos por la Patrona

  • La Asociación Julia Traducta, Eduardo Pérez, Vicente Marcet e Isabel García, nuevas medallas de la Virgen de la Palma

  • Estos galardones reconocen la contribución de sus titulares a la vida algecireña

Los galardonados con la Medalla de la Virgen de la Palma y la Corporación municipal Los galardonados con la Medalla de la Virgen de la Palma y la Corporación municipal

Los galardonados con la Medalla de la Virgen de la Palma y la Corporación municipal / Jorge del Águila

El día de la Palma lleva 22 años acompañándose de una distinción a los que, de una manera u otra, han contribuido a mejorar Algeciras y la vida de sus vecinos. La Medalla de la Palma, concedida en 1997 por primera vez, ha sido otorgada otro agosto más entre aplausos y abanicos a cuatro algecireños que, según el alcalde, José Ignacio Landaluce, han hecho de esta ciudad su razón de ser: la Asociación Julia Traducta, el comerciante Eduardo Pérez, el patrón Vicente Marcet y la camarista Isabel (Chati) García.

Landaluce ha inaugurado el acto recordando a vecinos que otrora engrandecieron la ciudad de Algeciras, concretamente a los escritores que dan nombre al lugar de celebración del evento: el salón de actos Manuel Fernández Mota del centro documental José Luis Cano. El alcalde también ha reconocido a los "muchísimos" que, a nivel individual, ponen sus esfuerzos al servicio de esta tierra.

Asociación Julia Traducta

Victoria Guerrero, en representación de la Asociación Julia Traducta, ha recibido este lunes la medalla en nombre de un equipo que lleva desde 2010 luchando por el "enriquecimiento educativo y cultural de sus asociados". Los tres cursos iniciales que se ofertaban tras la fundación del centro pronto evolucionaron gracias a los "millones de granitos de arena" que, desinteresadamente, han llevado el Aula de Mayores del Campus de Algeciras de la Universidad de Cádiz a su color y forma actuales.

Hoy, son cinco los cursos disponibles para cualquier mayor de 55 años que tenga ganas de aprender. Guerrero, que llegó a la asociación en 2013 y se convirtió en su presidenta en 2016, ha tenido cálidas palabras de agradecimiento para las innumerables personas que, como ella asegura, han contribuido a la causa a lo largo de una década.

"Os he hecho trabajar los fines de semana, en verano, os he llamado a deshoras... Pero nos ha lucido el trabajo", ha evocado, emocionada, a sus compañeros: "Hemos pasado de rogar a los alumnos de la universidad que se quedaran a tener que cambiar el lugar de las conferencias porque el aula se nos quedaba pequeña". Hoy, la Asociación Julia Traducta es una gran familia con 227 miembros.

Eduardo Pérez

El veterano comerciante del mercado de abastos Ingeniero Torroja Eduardo Pérez Bautista cumplió 100 años el pasado 16 de mayo. Titular del puesto número 54, lleva más de siete décadas atendiendo a varias generaciones de algecireños en su puesto de venta de encurtidos y salazones. Es, además, apasionado seguidor del Algeciras CF y ostenta el mérito de ser el socio más antiguo de la entidad.

Natural de Gaucín, Eduardo vino a Algeciras en su adolescencia para dedicar su vida a dos de los pilares que dan color propio a nuestra ciudad: el mercado y el Algeciras. Hoy, el pueblo ha reconocido lo valioso de su legado con la Medalla de la Palma.

Vicente Marcet

Vicente Marcet, patrón de barco, es otro de los tantos que, pese a no haber nacido en Algeciras, ha consagrado gran parte de su vida a esta tierra; o, mejor dicho: a estos mares. Nacido en Melilla, Marcet llegó huérfano del Alicante que lo vio crecer con 14 años. En Algeciras desempeñó el trabajo al frente de las múltiples facetas relacionadas con la mar por el que se le premia hoy.

A los 17 era el patrón más joven de España, y más tarde fue patrón de barco durante 20 años en el golfo de Guinea. Sus excompañeros destacan su destreza a la hora de interpretar las cartas náuticas e instrumentos como el astrolabio. Además, de la mano de otros empresarios algecireños, creó el varadero Isla Verde, en el que se diseñan embarcaciones para los trabajos marítimos. Es también fundador y propietario de Gabarras y Servicios, empresa dedicada al transporte, reparación y mantenimiento naval y la lucha contra la contaminación en la Bahía de Algeciras.

Landaluce ha descrito a Marcet como a "un emprendedor en el amplio sentido de la palabra, que, a pesar de su edad, sigue generando riqueza y creando empleo en nuestra ciudad". Mercet, que vio como un puerto medio de la posguerra se pudo convertir en uno de los principales del mundo, es además galardonado por su compromiso social, manifestado por su colaboración en comedores sociales y la Archicofradía Carmelita de la Buena Muerte.

Isabel (Chati) García 

Chati García, camarista de la patrona Santa María de la Palma, ha recibido el cuarto galardón de la edición. Dedicada al mundo cofrade, fue pregonera de la Semana Santa. Nacida en el seno de una familia numerosa y unida, Chati comenzó a trabajar como peluquera en el salón de su prima Pepa y en los añorados almacenes Mérida.

Ligada al club Stela Maris en su juventud, su marido Jorge, fundador de la peña Palmeros, la introdujo en el Medinaceli poco después de conocerse. Chati, también vinculada a la Virgen de la Consolación de Utrera, es toda una figura en la vida cofrade algecireña. Su virtud de no decir nunca que no la han acercado a la peña San Isidro, Algeciras Entremares o el Carnaval Especial. Además, desde los años setenta ayuda en el comedor del padre Cruceyra.

Chati quiere compartir la medalla con su marido Jorge, su hija Esperanza, sus hermanos y su familia, los Chatos. "Cuando me llamó el alcalde para darme la noticia, me emocioné, pues yo muero por Algeciras. ¿Qué mas se puede pedir?", ha declarado Isabel en el acto: "Gracias por el cariño que he sentido de tantos amigos que me han dado la enhorabuena en estos días. ¡Y que salga el pueblo a la calle para ver a la Virgen en su paso!".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios