Algeciras

Desarticulan una red dedicada al tráfico de inmigrantes y droga

  • Detienen al cabecilla de la organización y a dos miembros más de ésta · Usan el enlace marítimo de Ceuta a Algeciras para introducir a los extranjeros con documentación falsa

Comentarios 5

Los agentes del Grupo II de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsificación (Ucrif) de la Comisaría de Algeciras de la Policía Nacional detuvieron a tres personas, supuestos miembros de una organización que se dedicaba a introducir inmigrantes de forma ilegal en España y al narcotráfico. Esta operación, denominada Aliel, comienza cuando los efectivos de las fuerzas de seguridad tienen conocimiento de la existencia de esta red a través de un colaborador, al que se le concedió la condición de testigo protegido. Gracias a la información aportada por éste, las pesquisas se dirigen hacia las localidades de Algeciras y Manilva, donde operaban los detenidos.

Tras cuatro meses de investigación, los agentes de esta unidad logran identificar a todos los miembros de la organización y descubren el modus operandi utilizado, que consistía en introducir a los inmigrantes a través del enlace marítimo entre Ceuta y Algeciras. Para ello, usaban documentos falsos que la misma organización obtenía en Marruecos, mediante la compra de documentos auténticos sustraídos a sus propietarios y luego modificados -aunque también, en algunas ocasiones, los falsificaban directamente-.

Esta red desarticulada contaba con el apoyo de pequeños carteristas y otros delincuentes menores que actuaban en el país alauita; y que luego vendían a la organización los documentos sustraídos, para usarlos en el paso de los inmigrantes irregulares, previa modificación.

Al mismo tiempo, esta organización utilizaba en algunas ocasiones a los inmigrantes que introducían ilegalmente en la península como "mulas o culeros", para traer sustancias estupefacientes a territorio nacional. De esta forma, se obligaba a los inmigrantes a pagar así a este grupo delictivo por proveerlos de documentos falsos e introducirlos en el país. Este hecho llevó a los investigadores a ampliar sus pesquisas, no solo al tráfico de seres humanos, sino a los ambientes del tráfico de drogas.

Cuando se encontraba la operación ya muy avanzada, los agentes detectaron que el pasado día 5 iba a producirse una venta de sustancias estupefacientes, por lo que se actúa contra los miembros de la organización. Así, el Grupo II de la Ucrif detiene a dos ciudadanos portugueses -a los que se les incautó ocho kilos de hachís en bellotas-, tras salir de uno de los domicilios de la organización investigada. Además, también se intervinieron sendos vehículos y dinero en efectivo.

Posteriormente, se obtuvo sendos mandamientos judiciales para la entrada y registro en dos domicilios situados en Manilva, donde aparecieron: máquinas envasadoras al vacío y plastificadoras industriales; dos kilos de hachís en bellotas preparadas para su distribución; 10.000 euros; balanzas de precisión; diez teléfonos móviles; y diversa documentación. Además, se arrestó al cabecilla de la organización: el ciudadano marroquí Y. A., de 29 años. Los tres detenidos ingresaron ya en prisión y se prevén nuevos arrestos en los próximos días. En una operación desarrollada en colaboración con la Policía marroquí.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios