Algeciras

CCOO pide un aumento de la seguridad en el puerto de Algeciras frente al narcotráfico

  • El sindicato señala que no pueden estar en riesgo los empleados honrados y trabajadores

Una de las terminales de contenedores del puerto de Algeciras. Una de las terminales de contenedores del puerto de Algeciras.

Una de las terminales de contenedores del puerto de Algeciras. / E.S

El delegado sindical de CCOO en el sector de la estiba portuaria en Algeciras, Francisco Acosta Zacarías, ha pedido este viernes que "aumenten los niveles de seguridad en el puerto para salvaguardar la integridad física de los trabajadores". Las palabras de Acosta Zacarías parten de la reciente operación contra el narcotráfico en la que funcionarios de Aduanas se vieron obligados a disparar al aire ante el intento de fuga de uno de los implicados. 

"Vivimos día a día este peligro constante e incluso ya con el uso de armas de fuego. Nosotros estamos agradecidos de la gran labor que están haciendo los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado contra la lacra que es el tráfico de drogas, pero los medios humanos y técnicos tienen que aumentar porque no podemos estar en peligro de esta manera", reflexionó el estibador y sindicalista de Comisiones Obreras. 

Acosta Zacarías señaló que son "casos puntuales" los de los trabajadores del sector de la estiba en Algeciras implicados en estos asuntos: "La mayoría somos gente honrada y trabajadora, pero hay quien se aprovecha de la situación estratégica de nuestros muelles para aprovecharse en sus tejemanejes y contra ellos es contra quien hay que ir sin que los demás tengamos que correr ningún riesgo en nuestros puestos", finalizó.

El mensaje de Francisco Acosta está claramente enfocado a que el Ministerio del Interior sea consciente de que el puerto es un lugar muy sensible en estas materias por el gran trasiego de mercancías que pasan a diario por él y que los trabajadores que están al cargo del transporte requieren de un dispositivo de seguridad especial.

De hecho, fue uno de los estibadores el que dio la voz de alarma sobre los movimientos sospechosos de un camión justo instantes antes de la acción policial en la que hubo esos disparos al aire. El mencionado vehículo transportaba la sustancia intervenida, 325 kilos de cocaína, y el conductor viajaba junto a otra persona. La droga estaba oculta en el remolque, entre mercancía declarada legalmente, en un sistema conocido como gancho ciego o rip off. La Guardia Civil y Aduanas fueron las responsables de este servicio. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios