EUROPA SUR En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Seguridad

Acaip denuncia una nueva agresión a dos funcionarios en la cárcel de Algeciras

  • El sindicato relata que un recluso protagonizó una trifulca con extrema violencia y tuvo que ser reducido por unas veinte personas

La prisión de Botafuegos, en Algeciras. La prisión de Botafuegos, en Algeciras.

La prisión de Botafuegos, en Algeciras. / E. Fenoy

El sindicato Acaip ha denunciado este miércoles un nuevo incidente grave en la prisión de Botafuegos de Algeciras con un preso de "alta peligrosidad" que agredió al grupo de funcionarios que trató de reducirle tras presentar un comportamiento extremadamente violento. Según Acaip, dos de los trabajadores de la cárcel tuvieron que ser atendidos en la enfermería.  

El relato de los hechos aportado por el sindicato apunta que todo sucedió en la tarde del martes. "Eran las 18:50, minutos antes del reparto de la cena, cuando se cierran las dependencias comunes del módulo como los talleres, gimnasio o la biblioteca. El interno comenzó a gritar, insultar y amenazar, con una cuchilla en la mano, a los funcionarios de servicio", según Acaip. El interno intentó que se sumaran otros reclusos, sin conseguirlo. 

El recluso trató de agredir a los funcionarios con la cuchilla (hecha con una cuchilla de afeitar manipulada) y cogió una pesa del gimnasio para tratar de golpear a quien se le acercase, según Acaip. El interno, muy agitado y excitado, según Acaip, tuvo que ser reducido por una veintena de funcionarios, de los que dos tuvieron que ser atendidos en la enfermería. 

En la trifulca propinó "puñetazos, patadas, cabezazos y mordiscos, insultos y amenazas graves contra la vida de los funcionarios". Tuvo que ser trasladado al módulo de aislamiento y sujetado. El sindicato vincula la alteración del recluso con que habría tenido acceso a medicación que habría conseguido de manera irregular.  

El sindicato destaca que el preso tuvo su primer ingreso penitenciario en 1991 y una trayectoria marcada por la inadaptación a la vida en la cárcel, con estancias en Puerto 1 y Puerto 3. "Con múltiples expedientes sancionadores por insultos amenazas y coacciones a funcionarios, por inutilizar material e infraestructura del centro penitenciario, instigar a plantes y desórdenes colectivos y desobediencia a cumplir órdenes", ha detallado Acaip-UGT.

La central sindical ha asegurado que tras el incidente, y su correspondiente denuncia ante los tribunales, al recluso se le aplicará "el primer grado tratamental para inadaptados al régimen de vida ordinario y su traslado a otro centro penitenciario". 

Acaip-UGT ha insistido en su demanda de más medios humanos y materiales en las prisiones para garantizar la seguridad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios