I+D+i

BASF se marca un plan hasta 2030 para impulsar la agricultura sostenible

  • El objetivo es lograr un 30% de reducción en las emisiones de CO2 por tonelada de cosecha

Cultivos realizados utilizando soluciones BASF. Cultivos realizados utilizando soluciones BASF.

Cultivos realizados utilizando soluciones BASF.

BASF se ha marcado objetivos claros y medibles para impulsar la agricultura sostenible hasta el 2030. Centrándose en los principales factores que harán la agricultura más respetuosa y que contribuirán a satisfacer las necesidades más urgentes de la sociedad, la empresa ayudará a los agricultores a lograr una reducción del 30% en las emisiones de CO 2 por tonelada de cosecha producida.

La división incrementará asimismo en un 7 % anual la cuota de ventas de las soluciones que contribuyen a la sostenibilidad a lo largo de toda la cadena de valor.

Además, BASF quiere llevar las tecnologías digitales a más de 400 millones de hectáreas de tierras agrícolas y acompañará la venta de sus productos con el asesoramiento adecuado para que se utilicen de forma segura.

Estos nuevos objetivos reforzarán la implementación de la estrategia de BASF para la agricultura, lanzada en 2019.

Estas son las conclusiones de la conferencia celebrada la pasada semana por Vincent Gros, responsable de la División de Soluciones Agrícolas de BASF a nivel global, y Livio Tedeschi, responsable de la misma división en Europa, Oriente Medio y CIS.

En la jornada telemática hablaron sobre el futuro de la agricultura y los compromisos de BASF a nivel global para su contribución al Pacto Verde, incluyendo su respuesta a la estrategia “De la Granja a la Mesa” y la preservación de la biodiversidad.

Impacto positivo

El presidente de la División de Soluciones Agrícolas de BASF, Vincent Gros, explicó que “con nuestro completo porfolio ayudamos a los agricultores de todo el mundo a desarrollar el trabajo más valioso de la tierra y, junto a ellos, a dejar un impacto positivo sobre el sistema de producción agrícola”.

Livio Tedeschi agregó que “aunque la hoja de ruta y los objetivos de la estrategia “De la granja a la mesa” y de la estrategia sobre la sostenibilidad están en fase de definición, la dirección del viaje es clara: a los agricultores europeos se les exige seguir optimizando los recursos, contribuir a incrementar la biodiversidad y mitigar el cambio climático, con un énfasis especial en una mayor digitalización y en la agricultura biológica”.

BASF ayudará a los agricultores a reducir las emisiones de carbono y a ser más flexibles frente a condiciones climáticas volátiles a través de tecnologías que incrementen la producción, hagan más eficiente la gestión de las explotaciones y reduzcan el impacto medioambiental.

Al mismo tiempo, la empresa está estudiando cómo incentivar la eficiencia en las emisiones de CO 2 y se propone ofrecer a los agricultores herramientas digitales que les ayuden a aumentar la rentabilidad de sus negocios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios