Finanzas

El laboratorio Labcolor mantiene el sello de control de calidad alemán QS

  • Este certificado cubre toda la cadena alimentaria, del campo a la tienda

  • Reafirma las técnicas analíticas que desarrollan

En el Sistema QS más de 140.000 empresas de 25 países. En el Sistema QS más de 140.000 empresas de 25 países.

En el Sistema QS más de 140.000 empresas de 25 países.

Labcolor, el laboratorio de Coexphal, ha superado con éxito el ejercicio de intercomparación que realiza el sistema de control de calidad alemán QS, que cubre toda la cadena alimentaria, del campo a la tienda. Para Labcolor, contar con el certificado QS es una muestra más de su política de excelencia y reafirma que las técnicas analíticas que desarrollan en su laboratorio cumplen con los estándares de calidad requeridos por los principales organismos certificadores internacionales.

Según los datos de la última campaña de Coexphal, el mercado alemán acapara el mayor volumen de exportaciones, con un 33% del total, por lo que contar con la autorización de QS, muy común en el sistema alemán, es un gran plus de calidad para la producción almeriense. Tras un 2017 de intenso trabajo, Labcolor obtuvo a mediados de año la autorización para realizar las pruebas precisas que otorgan el QS. Y no fue fácil. La exigencia de la autorización QS está en las pruebas que se deben realizar para contar con dicha autorización o lo que llaman desde QS “ensayos de aptitud”, y en segundo lugar, mantener ese nivel de calidad de análisis en el tiempo.

“La oficina de QS envía una prueba vegetal con una serie de plaguicidas presentes y hay que analizar la muestra en un plazo de 48 horas y emitir los resultados de los análisis (La muestra llega al laboratorio sin información previa), comenta Juan Crespo, director del Departamento de Producción de Labcolor, cuando el laboratorio obtuvo esta autorización el pasado año 2018.“No se sabe lo que mandan. Es un vegetal molido criogenizado. Y el resultado debe ser lo más amplio que se pueda. No hay pistas sobre los positivos que va dar.” Sí que dependiendo del producto que envíen, sea una lechuga o una naranja, facilitan una serie de parámetros o estándares que se deberán analizar. Para que un producto pueda llevar su sello se tiene que producir bajo la certificación QS en todas y cada una de las etapas por las que pase. Por tanto, el sello azul se traduce en calidad y seguridad alimentaria, trazabilidad y transpariencia a lo largo de toda la cadena proporcionando así un alto valor añadido al producto.

Actualmente participan en el Sistema QS más de 140.000 empresas de 25 países en el mundo y más del 70% de las tiendas alemanas ya cuentan con productos certificados bajo este sello.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios