Aprovechamientos forestales

El Covid-19 no frenará la saca del corcho

  • Comienza la recogida con previsión de buena cantidad, aunque con precios ajustados. La recolección ha sido considerada “servicio esencial” para que se pueda realizar en el estado de Alarma

Trabajador realizando la saca del corcho en un alcornoque. Trabajador realizando la saca del corcho en un alcornoque.

Trabajador realizando la saca del corcho en un alcornoque.

En estos días comienza en los campos la saca del corcho, para lo que ha hecho falta que esta tarea haya sido considerada “servicio esencial”, debido al estado de Alarma en el que se encuentra España por la pandemia del Covid-19.

Aunque se espera una producción buena, no hay grandes expectativas en cuanto a los precios, que se mantendrán ajustados. Estas son las predicciones de la organización agraria Asaja Córdoba ante el comienzo de la recogida del corcho, que cada año se realiza desde primeros de junio hasta final de agosto.

Asaja Córdoba prevé una buena campaña en cuanto a producción y saca debido a que “la primavera está siendo lluviosa y ello facilita, en gran medida, el despegue del corcho del árbol”, por lo que se espera más producción que en 2019, ya que a las buenas condiciones meteorológicas de la primavera, se une que 2020 y 2021 son los años con más fincas que cumplen su turno de nueve años de saca de corcho.

No obstante, se prevé que los precios sean inferiores respecto a la campaña de 2019, cuando se estableció un valor aproximado de unos 90 euros por quintal sacado, “lo cual -explica Asaja Córdoba- no es positivo para los titulares de este tipo de explotaciones”. La producción media anual en Córdoba es de unas 2.500 toneladas procedente de fincas situadas a lo largo de toda la sierra de la provincia. En concreto, se crean unas 1.400 jornadas de trabajo directas en el campo.

El corcho es un producto escaso en el mundo, muy cotizado y Andalucía es la primera productora nacional. En concreto, el corcho producido en Sierra Morena es de excelente calidad.

Dado que las tareas de saca del corcho empiezan cuando aún está vigente el estado de Alarma , la Consejería de Agricultura ha declarado como servicio esencial “la administración, la ejecución, el seguimiento y el control de los aprovechamientos forestales privados y públicos ligados, por ejemplo, al alcornocal y a la obtención del corcho”.

La UCA y la Consejería impulsan la implantación de nuevas técnicas de producción

También ha obtenido esta consideración “el proceso de tramitación administrativa de las autorizaciones que implican el manejo de la vegetación forestal, siempre en relación a cuestiones que se enmarcan en las áreas de competencia de este departamento de la Junta responsable de la ordenación, conservación y protección del monte mediterráneo y del fomento de su explotación multifuncional y sostenible en la Comunidad Autónoma andaluza”.

La Consejería explica que esta medida responde a la imposibilidad de prever la duración que tendrá finalmente la suspensión e interrupción de los plazos de los procedimientos administrativos que conlleva el estado de Alarma para luchar contra el Covid-19 y su objetivo es garantizar el mantenimiento de estos servicios públicos hasta que finalicen las medidas extraordinarias establecidas por la pandemia.

Al considerarse un “servicio esencial” las labores administrativas relativas al aprovechamiento de los productos forestales y al trabajo en el monte, los trabajadores de la Consejería de Desarrollo Sostenible dedicados a ellas podrán dedicarse plenamente a sus funciones, respetando en todo momento las indicaciones sanitarias establecidas.

Por otro lado, el sector va a recibir un decidido impulso con el convenio para la puesta en marcha de aplicaciones industriales de materiales creados con corcho que han suscrito la consejera de Agricultura, Carmen Crespo, y el rector de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella. Se trata de una iniciativa a desarrollar durante los dos próximos años y con un presupuesto de cerca de 400.000 euros, de los que cerca del 60% corresponde a fondos de la Junta de Andalucía, que aporta 230.000 euros para impulsar el proyecto.

Andalucía es la primera comunidad autónoma en producción de corcho

Esta cooperación del Gobierno andaluz y la UCA trata de impulsar la implantación de nuevas técnicas en esta actividad productiva, un sector con una larga tradición en la Comunidad Autónoma andaluza. El objetivo final es avanzar hacia una producción más innovadora, ampliando la oferta a productos con mayor valor añadido que permitan aumentar los beneficios de los profesionales y empresas del sector corchero.

Tras la comprobación de que en los últimos años la sociedad ha ido aumentando su demanda de productos más respetuosos con el medio ambiente y de carácter natural, rasgos a los que responde el corcho, por su alto valor ecológico, la Consejería señala que se han abierto nuevas vías de negocio para el sector encargado de su extracción y transformación.

Diversificación

Así, aunque la elaboración de tapones para el vino continúa siendo el uso principal de este material, se ha avanzado en el desarrollo de otros productos que incluyen esta materia prima como, por ejemplo, panelados, baldosas o juntas de aglomerado destinados a aeronaves o aislamientos y se diversifica así la producción corchera con nuevas oportunidades en la construcción, la decoración, los transportes, el arte, la automoción, el sector naval y la industria aeroespacial.

El sector del corcho es un paradigma de uso sostenible de los recursos naturales y Andalucía, en concreto la provincia de Cádiz, es uno de los principales productores a nivel mundial. Por tanto, el objetivo de este proyecto es acompasar el liderazgo en producción, con el avance necesario en transformación industrial, ya que actualmente solo un pequeño porcentaje del corcho extraído en la región se transforma en tapones para uso vitivinícola, dedicándose la mayor parte del volumen a la venta como materia prima para industrias de otros territorios.

Entre las actuaciones concretas que se van a poner en marcha en el marco del convenio está la aplicación de I+D+i al sector corchero para impulsar su desarrollo tecnológico; la homologación de los nuevos productos, la generación de patentes u otras formas de protección de la propiedad intelectual y tecnológica de las metodologías, procesos y materiales obtenidos en este contexto.

Asimismo, se evaluará la viabilidad económica y comercial de los nuevos productos que se obtengan como resultado de este trabajo conjunto de la Consejería de Desarrollo Sostenible y la Universidad de Cádiz.A la aportación económica de la Junta de Andalucía se suma, además, que la Consejería prestará el apoyo técnico preciso para valorar y adquirir la materia prima necesaria para desarrollar esta iniciativa. Para ello, pondrá a disposición del proyecto las instalaciones de la Suberoteca de Alcalá de los Gazules (Cádiz), donde se podrán realizar los preceptivos análisis de calidad del corcho.

Por su parte, la UCA ofrecerá también recursos económicos, instalaciones y equipamientos para contribuir a la marcha de esta actuación conjunta y designará a un grupo de investigación centrado en materiales y nanotecnología para la innovación aplicada a este sector.

La provincia gaditana cuenta con un gran patrimonio natural con importantes y singulares alcornocales que representan el bosque de esta especie más grande de Europa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios