Una recreación de la época romana

BOLONIA

La famosa y antigua ciudad romana de Baelo Claudia se situaba en la Ensenada de Bolonia, dentro del actual Parque Natural del Estrecho, a unos 22 km al noroeste de la sureña ciudad gaditana de Tarifa.

De Bolonia destaca su playa virgen El Lentiscal, orientada a Marruecos, y la antigua Ciudad Factoría Baelo Claudia.

Esta ciudad nació sobre finales del siglo II a. C. , en un asentamiento fenicio-púnico, relacionándose con el comercio del norte de África. Su punto cumbre tuvo lugar entre los siglos I A.C y II D.C., hasta que la invasión de los piratas germánicos y un gran maremoto la destruyó casi por completo. No obstante, fue en el siglo III cuando se abandonó la ciudad definitivamente. Como casi todas las ciudades romanas, Baelo Claudia era una ciudad fortificada, pero su muralla era más bien de uso simbólica que de defensa, ya que siempre se consideró una ciudad tranquila.

Contaba con dos vías principales, las dos clásicas de una ciudad romana: el Decumanus máximo, que la recorría de Este a Oeste, y el Cardo máximo, en dirección Norte a Sur. En el cruce de ambas estaba situado el Foro o plaza principal y, a su alrededor, los principales edificios públicos. Se trataba de una plaza descubierta con pórticos en tres de sus lados para acceder al templo del emperador, a la Curia, y a un edificio que hacía las funciones de Sala de Reuniones. La Basílica, edificio principal, se hallaba al fondo y estaba destinada a diversos fines . Frente a ella, estaba la zona de los Templos, dedicados a la Triada Capitolina, las divinidades más importantes del Panteón romano, formada por Júpiter, Juno y Minerva . Otro edificio muy importante era el Teatro, en donde los actores eran todos hombres y se ponían máscaras para interpretar sus variados papeles. Todos estos edificios, además de las tiendas, la curia y el mercado, pueden verse en el yacimiento conservado.

Baelo Claudia era una ciudad portuaria y se dedicaba a la pesca y salazón de atunes y a la fabricación del popular 'garum', una salsa típica romana usada como medicamento reconstituyente, siendo de gran valor nutritivo al usar en su producción el hígado, las tripas y otros órganos de los peces. Estas actividades se hacían durante los meses de verano y atraían a bastantes trabajadores temporales.

Estas ruinas romanas pueden visitarse de martes a sábados, desde las 10.00 a las 20.00 horas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios