Así es la crisis a pie de pista

  • Seis trabajadores que tienen en el verano su principal fuente de beneficios analizan cómo está la situación desde su punto de vista y el de sus clientes. Algunos restan dramatismo a la situación

1. marcos soler.

heladero (jerez)

Marcos Soler afirma que no le afecta al negocio ya que su clientela es fija todos los años, principalmente personas mayores. "Los helados son un capricho, un antojo, y su bajo precio los hace asequibles a todos bolsillos de los clientes, a los que se escucha mucho hablar de crisis mientras se toman los heladitos en las noches más calurosas".

2. pedro romero.

electrodomésticos (san fernando)

Las tiendas de electrodomésticos no han empezado a hacer su 'agosto' hasta la última semana, con la llegada de la ola de calor. "Hasta que no se nos ha echado encima el calor, la gente no ha empezado a preguntar por los aires", sostiene Pedro Romero, el gerente del Pasaje de la Música de San Fernando, donde se ubica una tradicional tienda de electrodomésticos. Según la opinión de este comerciante, "la crisis la llevamos notando desde antes", afirma, "y, cuando pase el calor, me temo que volverá otra vez".

3. vicente ezquerro.

chiringuito (elpuerto)

En el chiringuito La Concha, situadoen Las Redes, la percepción de la situación económica reniega del dramatismo de otros lares. "Hasta ahora la gente viene como siempre, hay más miedo que otra cosa". Son palabras de Vicente, encargado del chiringuito junto a su hermano. El hecho de que la mayor parte de los que frecuentan su local sean personas que cada año pasan sus vacaciones en la zona facilita las cosas: "Tenemos clientela fija, no hemos notado nada diferente. Los primeros fines de semana de esta temporada ha estado nublado e incluso lloviendo, por eso no se puede achacar todo a la crisis". El buen comienzo en el mes y medio de actividad que llevan no les hace lanzar las campanas al vuelo.

4. marisa madoi.

tienda de verano (algeciras)

Etniart ofrece todo el equipamiento veraniego y mucho más, de toallas a flotadores, pasando por gafas de sol y variados artículos de regalo o, como los llama Marisa Madoi, la "regalería". Marisa está al cargo del negocio y así los denomina porque así se hace en su país, Argentina. Aún es pronto para concluir cómo avanza el verano. Ella no aprecia que la crisis se note de forma aguda. "En Argentina, con crisis, la gente no gasta nada; yo tendría que cerrar el negocio seguro", cuenta. En fin, que hay crisis y crisis.

5. israel alejandro.

vendedor (cádiz)

Israel Alejandro, licenciado en Informática, recorre a diario la playa de La Victoria para vender latas de refrescos y cervezas.Es un argentino de 42 años que cada día desde mayo hasta octubre camina por la playa vendiendo algo de frescor a los amantes de la playa. Alejandro asegura que a diario puede ganar una media de 60 euros, pero todo depende del día y el tiempo, asegura. En cualquier caso, el pasado verano sus ventas bajaron un 30 por ciento respecto a 2006 y estima que esta temporada los resultados serán algo peor.

6. clara llompart.

piraguismo (chiclana)

Alquilar una piragua durante una hora cuesta ocho euros si es simple y diez, si es doble. El precio sigue siendo el mismo que el pasado verano. Sin embargo, la demanda se ha reducido de forma considerable, según reconocen desde Sancti Petri Kayak. Clara Llompart, una de las empleadas de Sancti Petri Kayak, matiza que "este año el verano ha entrado muy tarde y quizás por ello también se están haciendo menos alquileres con respecto a otras temporadas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios