Una, o dos, copas junto al mar

chiringuitos

La arena juega entre los dedos de los pies. Después de diez minutos se ha convertido en un adorno de la piel. La música se alza, muy levemente, sobre las conversaciones, las confidencias, las risas... en leal competencia con el rumor de las olas. Una copa, o dos, junto al mar. Un regalo de verano canjeable en cada playa de la provincia de Cádiz.

La Marea, Malibú y Marimba, entre otros, son algunos de los rincones más concurridos de las animadas noches gaditanas. Desde la playa Santa María del Mar hasta llegar a Cortadura, pasando por las arenas rubias de la Victoria, las sedientas aves nocturnas podrán encontrar reposo en estos chiringuitos de la capital gaditana.

Las playas de El Puerto de Santa María también se erigen como destino ideal para disfrutar de una noche con los amigos. Los ritmos chill out que ambientan el local TK3, en la playa de Fuentebravía, se extienden hasta su terraza a pie de playa, y La Calita, en Puerto Sherry, mira desde arriba al mar con la posibilidad de disfrutar de una espectacular vista desde el césped con el que cuentan sus instalaciones.

Aunque en Chiclana no se han adjudicado definitivamente las licencias, uno de los chiringuitos con más tradición en los últimos años es El Bongo, en Sancti Petri, donde, en ocasiones, se celebran actuaciones en directo.

Los perfiles azulados de Conil, Barbate, Vejer y demás Costa de la Luz también están salpicados de agradables refugios como La Ola, en Conil, Sajorami (una maravilla de Zahora), la, ya, mítica Jaima de Caños de Meca.

Eso sí, cada vez son menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios