Las aguas de Cádiz son para todos

  • Los ayuntamientos costeros de la provincia aseguran que las instalaciones y servicios de las playas están en condiciones para recibir a la avalancha de bañistas y usuarios que las visitan por miles en los meses de julio y agosto

Comentarios 1

Las playas de la provincia, utilizadas por decenas de miles de personas cada día, son acogedoras. En su gran mayoría cuentan con soluciones a los problemas de accesibilidad y tienen instalaciones y servicios de buena calidad. Este es un repaso por zonas.

CÁDIZ

·Si existiera una Eurocopa de playas urbanas, Cádiz estaría siempre en los puestos de cabeza. Como dice el concejal delegado de Playas, Santiago Posada, "es nuestra principal zona de esparcimiento". La capital gaditana tiene La Caleta, Santa María del Mar, Cortadura y La Victoria, todas de muy alto nivel, pero es la última de ellas la que se lleva la mayor parte de los reconocimientos. Cuenta con el certificado de calidad ISO 14001 de gestión medioambiental, el sello Q de calidad turística y la bandera azul.

Santiago Posada mantiene que la gestión en la playa se mueve este año sobre dos parámetros: la ecología y la integración. Sobre el primer extremo una de las principales novedades es la implantación de numerosas islas ecológicas y se ha adelantado la hora de limpieza de las playas a las cinco de la mañana para que estén antes en perfectas condiciones. Sobre el segundo de los extremos, se ha ampliado el módulo para personas con discapacidad de La Caleta y se han comprado nuevos vehículos.

Otra de las grandes novedades es la implantación de la pulsera identificativa para los niños perdidos.

Posada asegura que las playas gaditanas cuentan con todo tipo de servicios "de primer nivel, ya que es el escaparate principal de la ciudad".

CHICLANA

·Miles de personas disfrutan cada año del verano en las playas chiclaneras. Más de siete kilómetros de fina arena blanca que se extienden desde La Barrosa hasta La Loma del Puerco hacen del litoral de Chiclana uno de los más visitados de la provincia. Un recurso turístico importantísimo y un lugar de encuentro para todos los chiclaneros durante los meses de verano al que el Ayuntamiento dedica muchas horas de trabajo para mantenerlo en perfectas condiciones.

En este sentido, el delegado municipal de Playas, Nicolás Aragón, se ha mostrado "muy tranquilo y satisfecho" por el trabajo realizado y los resultados conseguidos para la presente campaña de verano. "Este año hemos trabajado en un plan de explotación de playas más ambicioso, que contempla servicios no sólo en los tramos más demandados de La Barrosa y Sancti Petri, sino en el conjunto del litoral", ha apuntado. Para ello, el equipo de gobierno ha comenzado a dotar de servicios otras zonas costeras como la playa de Lavaculos, un tramo que habitualmente quedaba fuera de las actuaciones, y ha colocado una pérgola de 18 metros cuadrados en las inmediaciones del puesto principal de la Cruz Roja para dar cobijo a los bañistas minusválidos que, además, cuentan con sillas especiales para el baño y pasarelas de madera que permiten el acceso cómodamente. Además, el delegado municipal ha destacado que este año "se han ampliado las pasarelas de madera hasta la zona de duchas en más de cinco kilómetros de playa, se han colocado papeleras de recogida selectiva, así como un nuevo balizamiento con la intención de que sea más visible para bañistas y embarcaciones".

Unos servicios que, unidos a la calidad de sus aguas, su arena y el maravilloso entorno que rodea las playas chiclaneras han propiciado la concesión de la Bandera Azul, que lleva más de 20 años ondeando en la playa de La Barrosa, y del certificado de calidad ISO 14001. Ahora, además, el Consistorio está trabajando para conseguir la Q de Calidad Turística. Un proceso que actualmente está pasando por una de las fases más importantes para su concesión, que podría decidirse en agosto.

Según han señalado fuentes municipales, hace un par de meses se creó una comisión técnica encargada de desarrollar las actuaciones necesarias para la obtención de este reconocimiento y dentro de unos días se realizará una auditoría interna para comprobar si se han conseguido estos objetivos. Será a mediados de mes cuando se realice la auditoría externa que comprobará si se cumplen los requisitos necesarios para la concesión de este certificado.

EL PUERTO

·El Puerto de Santa María cuenta con más de 12 kilómetros de playas con gran variedad. La Puntilla es la más urbana, la más tradicional y la preferida por la ciudadanía local. También hay zonas eminentemente turísticas como El Buzo, Las Redes, Fuentebravía y Valdelagrana. Y hay algunas aún salvajes, sin urbanizar, como la de Levante, a los pies del parque natural de Los Toruños.

Para este año, el Ayuntamiento ha mantenido un dispositivo sanitario similar al de años anteriores. Todas las playas urbanas cuentan con botiquines para atender posibles urgencias (seis a lo largo de todo el litoral). Asimismo se cuenta con una ambulancia UCI móvil que se refuerza los sábados con otro vehículo asistible y los domingos y festivos con otros tres.

Mientras, siete embarcaciones velan por la seguridad de los bañistas a lo largo del litoral portuense, complementados por motos acuáticas. En tierra, siete torretas de vigilancia cubren los 12 kilómetros de costa. Un año más, también se han instalado en algunas zonas del litoral unos módulos de de atención a discapacitados. Se han ubicado dos en Valdelagrana, otro en La Puntilla y un cuarto en La Muralla. Todas cuentan con servicios, duchas y lavapiés salvo en las zonas más alejadas de la de Levante.

Mientras tanto, hace un par de semanas concluyeron las obras de regeneración de la playa de Fuentebravía, que desde hace años sufre una fuerte erosión. En esta ocasión la arena ha procedido de la playa de La Puntilla. Mientras, continúa cerrado parte del paseo marítimo del Manantial por el desprendimiento de parte del acantilado ocurrido la semana pasada. Es previsible que siga sin poderse transitar por este punto durante varias semanas mientras se realizan los estudios que determinen las causas del corrimiento de tierras. Este incidente no ha afectado a la playa.

SAN

FERNANDO

·La playa de Camposoto de San Fernando (también conocida como playa del Castillo), galardonada un año más con la Bandera Azul, sigue ampliando su equipamiento con nuevos servicios destinados fundamentalmente al acceso y disfrute de la playa a personas con movilidad reducida, a la instalación de juegos infantiles, al fomento del deporte en los jóvenes y al mejoramiento de los servicios de limpieza con cubrecontenedores que evitan la movilidad de éstos cuando el viento azota la playa.

La mejora de los servicios para personas con movilidad reducida consiste en la instalación de pasarelas enrollables con el objetivo de reducir, en lo posible, los metros de arena hasta llegar al agua. En el caso de los más pequeños este año pueden disfrutar de dos juegos de escalada infantil, así mismo los jóvenes dispondrán de dos juegos de voleibol completos. Además de estos nuevos servicios, la playa del Castillo ya contaba con siete pasarelas de acceso a la playa, 21 módulos de servicios higiénicos, cinco torretas de salvamento, 17 lavapiés y otras tantas duchas, nueve bebederos, dos módulos de salvamento, uno de Policía Local y otro de Protección Civil. En cuanto a la otra playa de La Isla, la de La Casería, se mantiene el módulo de aseo triple, un lavapiés, un bebedero y una ducha a la espera de que se lleve a cabo la regeneración de la zona.

CAMPO DE

GIBRALTAR

·La situación de las playas en el Campo de Gibraltar es contradictoria. Siendo una comarca con algunos de los arenales más espectaculares de España, la ausencia o la escasez de instalaciones y servicios ha impedido que obtengan más de cuatro banderas azules. Tarifa, por ejemplo, tiene tesoros como Bolonia, Los Alemanes, Los Lances y Punta Paloma, pero ninguna ha obtenido la enseña de los mares limpios de Europa. Y eso sólo por cuestión de servicios.

En Algeciras, la playa de Getares perdió hace algunas temporadas la bandera azul por culpa de unos vertidos fecales provenientes del río Pícaro, aunque ahora la calidad de sus aguas es buena. Tanto esta como la del Rinconcillo están acondicionadas para su uso por los minusválidos.

En La Línea, la Alcaidesa tiene una bandera azul, pero el municipio comparte esta distinción con el vecino de San Roque, ya que la playa pertenece a los dos términos. La población limítrofe con Gibraltar tiene otra playa, la de Santa Bárbara, pero ahora mismo no se puede utilizar por las obras que se están realizando en el Paseo Marítimo. La playa de Poniente tuvo problemas hace tres años por la presencia de coliformes en sus aguas, pero los últimos análisis han dado como resultado que son aptas para el baño.

Es San Roque la que tiene las mejores playas de esta zona, si tenemos que atender a los criterios de banderas azules, puesto que tanto Torre Carboneras como Torre Guadiaro la tienen, lo que quiere decir que cuentan con todas las instalaciones y la accesibilidad adecuada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios