Expertos en arte rupestre y arqueología subacuática se dan cita en Algeciras

  • Arrancan en el auditorio Millán Picazo los Cursos de Verano de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (Uned) que se celebrarán hasta el viernes con una participación de más de 30 alumnos

El Campo de Gibraltar se impone en los Cursos de Verano de la Uned. Bajo la temática Arte rupestre y arqueología subacuática desde el Estrecho de Gibraltar, la decimonovena edición reúne en Algeciras a ponentes del máximo nivel. El director del centro asociado de la Uned, Octavio Ariza, quiso destacar el carácter diferenciador de unos cursos difícil de localizar fuera de este entorno.

Más de 30 inscritos se dieron cita en la mañana de ayer en el auditorio Millán Picazo donde se desarrollarán las ponencias hasta el viernes. "Es un número importante ya que cualquier persona no tiene que estar interesada en una temática tan especializada", elogió Ariza. Asimismo, el director del curso, Martí Mas Cornellá, explicó que la edición cuenta con dos líneas de investigación que pueden ser lideradas por la comarca, el arte rupestre y la arqueología subacuática, que forman parte de la riqueza de la zona. Ambos celebraron uno de los platos fuertes de la cita, la presencia de Jean Clottes, que hablará de la Grotte Cosquer. El alcalde, Tomás Herrera, dio la bienvenida a los alumnos, muchos de ellos procedentes de distintos lugares de España. Asimismo, se mostró agradecido con la Uned "por el hecho de haber elegido Algeciras como sede de los cursos".

La profesora de la Universidad de Huelva Beatriz Gavilán fue la encargada de abrir las ponencias con unas sorprendentes hipótesis sobre El arte como expresión territorial y ritual en las primeras edades productoras en Andalucía Occidental.

La titular de Prehistoria puso claros ejemplos sobre los abrigos como marcadores territoriales. "Estas manifestaciones no son más que la plasmación de un territorio. La Laja Alta, en Jimena, está en una situación envidiable para controlar el territorio", dijo.

En una ponencia plagada de interesantes revelaciones sobre rituales, Gavilán destacó el Macizo de Cabra y la cueva de los Murciélagos. Asimismo, sobre esta última desveló que unos restos de papilla encontrados llevaron a comprobar que eran vómitos provocados por el consumo de opio en el 4.320 antes de Cristo.

Para concluir, analizó la relación entre el arte y las creencias. En este apartado relacionó los Barcos de los Millares con el Disco de Nebra para concluir que "los dioses se identificaban con los cuerpos celestes. La concepción de las embarcaciones era sagrada y la bóveda celeste, acuática".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios