Celebrando la buena vida

  • El colombiano Juanes triunfa en Málaga ante más de 10.000 personas con un brindis a la liberación de Ingrid Betancourt · Susana Alva, de Efecto Mariposa, le secundó

Proclama que la vida es un ratico y lo entona en su repertorio. Pero a las más de 10.000 personas que anoche acudieron en procesión al Auditorio Municipal, el rato se les hizo eterno. A las 21:00, la caravana hacia el recinto advertía de una operación salida al reino de Juanes con demasiados invitados. El colombiano tan sólo se hizo esperar los cinco minutos de rigor, mientras sus paisanos calentaban el ambiente con banderas y llamadas a su presencia.

Un inmenso sol metálico como telón de fondo, tres grandes pantallas y seis músicos rodeaban al cantante, que salió a escena con A Dios le pido. Y Éste escuchó su plegaria. La masa, a coro, recibió al ídolo hasta apagar su voz. De negro, con botas militares y ahogado por momentos, Juanes se deslizaba con su guitarra por la pasarela que conducía al segundo escenario. Más cerca de los suyos, aceleraba los ritmos con Mala gente. Arropado por la potente banda, la voz del de Medellín intentaba, en ocasiones sin éxito, igualar a sus músicos. Pero con el público entregado no reparó en la salud de sus cuerdas vocales.

"No puedo creer lo que mis ojos están viendo", expresaba en las primeras palabras de bienvenida. "Estos días estoy contento por Colombia y ese símbolo de paz, celebración de la vida y la libertad; esta noche es muy especial", sostenía en clara alusión a la liberación el pasado miércoles de los quince rehenes de las FARC.

Terminado el alegato, el flamante ganador de 13 grammys siguió con su mejor arma, las canciones de amor pegadizo. "Les tengo una sorpresa preparada", anunció generoso para presentar a continuación a Susana Alva, la vocalista de Efecto Mariposa, con la que interpretó a dúo Tu fotografía, inmortalizada en el disco junto a Nelly Furtado. Los minutos pasaban y el Juanes seductor se venía arriba en voz, entrega y homenaje a esa celebración de la buena vida. A pesar de su camisa negra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios