La estela que nació de Cayetano

  • En el año 1961 tuvo lugar en Madrid el fallecimiento del Niño de la Palma, fundador de la saga torera de los Ordóñez · Su estirpe taurina aún continúa viva a través de sus bisnietos

Su arte y su toreo irrumpieron de forma inesperada en el firmamento taurino y así, surgido de la más estricta humildad, fue el germen de una dinastía de toreros que aún continúa. Cayetano Ordóñez, El Niño de la Palma, nació en la ciudad de Ronda en el año 1904. Fue un 4 de enero. Mientras Theodore Roosevelt gobernaba en Estados Unidos y en España apenas faltaban unos meses para que el domingo fuera día de descanso oficial, la ciudad del Tajo era testigo de la llegada al mundo de la primera pieza de un entramado de talento tan amplio como recordado.

El origen de su alias es una muestra más de su humilde infancia, ya que La Palma era el nombre de la zapatería que regentaba su padre. Cayetano era el encargado de hacer los recados y de ahí heredó el sobrenombre que lo catapultó a la fama y con el que se le recordó a lo largo de los años. Aunque en sus inicios su apelativo era un resumen de su infancia, El Niño de la Palma se cubrió de luz a raíz de una crónica escrita por el insigne crítico taurino Gregorio Corrochano en la que acuñó su famosa frase de "es de Ronda y se llama Cayetano " . "El nombre es de torero; el pueblo también. Condiciones tiene, yo las he visto" terminaba la crónica tal y como narra Antonio Abad Ojuel en el libro Estirpe y Tauromaquia de Antonio Ordóñez.

Tras años de éxitos en los que el público quería encontrar en él la reencarnación de Joselito, Cayetano Ordóñez se retiró en 1928.Volvió en 1931, pero no con tantos éxitos y se retiró definitivamente poco después tras haber actuado en algunas ocasiones como banderillero. Sin embargo, fiel a sus orígenes volvió a torear en 1954 en la primera edición de la sin par corrida goyesca de Ronda.Le acompañaron en aquel cartel Antonio Bienvenida y César Girón.

En septiembre de 1961 el diestro falleció en Madrid y, tras un multitudinario duelo, el cuerpo del rondeño fue trasladado hasta el cementerio de la Almudena. Poco antes, se le había otorgado el Capote de Paseo a su hijo Antonio como triunfador de la feria de Málaga de aquel agosto. Fue al primer diestro al que se le concedió est e Cayetano En el año 1961 tuvo lugar en Madrid el fallecimiento del Niño de la Palma, fundador de la saga torera de los Ordóñez · Su estirpe taurina aún continúa viva a través de sus bisnietos premio creado por el Ayuntamiento de Málaga que se le da al autor de la mejor faena del ciclo ferial del mes de agosto.

Desde la figura del Niño de la Palma manaron varias corrientes que hicieron posible que se perpetuara en la historia del toreo el apellido Ordóñez. De su matrimonio con la cantante y actriz Consuelo Araujo, conocida artísticamente como Consuelo Reyes, nacieron cinco hijos. El gran maestro Antonio Ordóñez, fue el tercero de ellos. Su hijo Juan se inició como novillero con el mismo apelativo que su padre, pero Cayetano , su primogénito, lo reclamó para anunciarse así en los carteles apelando que era el hijo mayor.De esta manera pasó a llamarse Juan de la Palma y más tarde pasó a ser banderillero de la cuadrilla de Antonio. José y Alfonso fueron subalternos. Su única hija se llamó Ana.

Los últimos representantes de esta saga torera son sus bisnietos Francisco y Cayetano Rivera Ordóñez. El primero es, además, el actual empresario de la plaza de toros de la Maestranza de Ronda. Por su parte, Cayetano se doctoró como matador en el año 2006 en este mítico coso de manos de su hermano. Desde el mes de septiembre del año 1996, junto a los muros de la plaza rondeña, se levanta en su honor una figura de bronce escoltada por otra que recuerda a su hijo. El artista Nicomedes Díaz Piquero fue el autor de este recuerdo que su ciudad quiso hacer para la posteridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios