Miguel Ángel Perera, que corta cuatro orejas, gana otro mano a mano a Castella

GANADERÍA: Toros de Jandilla y Vegahermosa (quinto), bien presentados y nobles, aunque justos de fuerza. El primero se partió un pitón y fue sustituido por otro del mismo hierro. TOREROS: Sebastián Castella, silencio, saludos tras ovación y petición de oreja y saludos tras ovación. Miguel Ángel Perera, ovación dos orejas y dos orejas. Incidencias: Plaza de toros de Bayona. Tres cuartos de entrada en tarde nublada.

El matador de toros extremeño Miguel Ángel Perera le ganó la partida al francés Sebastián Castella en otro mano a mano entre ambos diestros. En esta ocasión el evento tuvo lugar en la plaza de toros francesa de Bayona, en un festejo en el que salió en hombros y en el que se lidió un encierro de Jandilla y Vegahermosa marcado por la nobleza, al que el torero pacense fue capaz de cortarle cuatro orejas, entretanto que el galo se marchó entre ovaciones.

Sebastián Castella tuvo un mal lote. El primero, un sobrero de Jandilla que salió al ruedo tras partirse un pitón el del hierro titular, fue nulo en su juego. Con el segundo consiguió pases muy meritorios, especialmente con la diestra. Mató al primer envite y hubo una fuerte petición de orejas, quedando el balance en una ovación con y saludos. El torero galo se entregó ante el quinto, en una faena marcada por el valor, con estatuarios impresionantes. Pero tampoco pudo triunfar con este astado.

Miguel Ángel Perera se entregó ante su primero, segundo de la tarde, un toro jabonero, al que le enjaretó buenos pases. La labor quedó en una fuerte ovación. Perera, en una tarde en la que fue a más, cuajó una importante faena al quinto, el mejor de Jandilla, destacando varios naturales. Mató a la primera y recibió dos orejas.

Y ya ante el último toro del encierro de Jandilla-Vegahermosa, Miguel Ángel Perera pisó unos terrenos muy comprometidos y hubo ligazón en varias series en una faena que fue muy ovacionado por el público de principio a fin. Mató de estoconazo y fue premiado con otras dos orejas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios