Lamentable espectáculo en la tercera corrida de Feria de Palencia

  • La invalidez de los toros de Montalvo hizo que el público se fuera antes del final del festejo

La invalidez de los toros de Montalvo han convertido la corrida de Palencia, tercera de la feria de San Antolín, en un deplorable espectáculo que se ha desarrollado entre los abucheos del público y las broncas a la presidencia. Muchos espectadores abandonaron la plaza antes de que Luque finiquitara al último toro de la tarde.

Se han lidiado toros de Montalvo; segundo y sexto sobreros. Salvo el manejable primero, sin emoción, el resto ha sido una vergonzosa sucesión de inválidos.

El Cid: silencio tras aviso y silencio. Miguel Ángel Perera: silencio y silencio. Daniel Luque: silencio y silencio.

El Cid realizó al primero de su lote una faena muy aseada pero el conjunto no alcanzó intensidad; además, mató mal. No mejoró mucho su actuación en el segundo de su lote, con un toro peor que el primero.

El primer toro de Perera se paró al quinto muletazo y no hubo forma de dar un pase más. Su segundo se acostó y ya no se levantó, siendo apuntillado.

La invalidez del tercero de la tarde no permitió a Daniel Luque darle ni un solo muletazo. El sexto bis, entre numerosas caídas, tampoco hubo faena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios