Enrique Ponce y Cayetano Rivera salen a hombros en Utrera

  • El valenciano desoreja a su segundo astado y el madrileño corta una oreja a cada uno de sus toros · Luis Vilches, en una buena actuación, consigue un trofeo

GANADERÍA: Cinco toros de Murube, en conjunto muy flojos y con clase; y uno, el cuarto, de Hermanos SAmPedro, flojo y muy noble. TOREROS: Enrique Ponce, silencio y dos orejas. Luis Vilches, leve petición y oreja. Cayetano, oreja y oreja. Incidencias: Plaza de toros de Utrera. Algo más de media entrada en tarde de mucho calor. Corrida con motivo de la Festividad de la Virgen de la Consolación.

Los diestros Enrique Ponce y Cayetano salieron a hombros tras cortar dos orejas cada uno en la corrida celebrada ayer en la plaza de toros sevillana de Utrera; mientras que el torero local Luis Vilches, que firmó una buena actuación, pero perdió mayor premio por la espada, consiguió un trofeo. Todo ello ante una corrida de Murube que en su conjunto tuvo calidad, pero que también sacó como contrapunto una excesiva flojedad.

Enrique Ponce brilló especialmente ante el cuarto, un toro de Hermanos Sampedro muy noble, al que el valenciano entendió perfectamente, en una labor en la que destacó el temple. Acabó con su típica poncina y con circulares, con el público totalmente entregado.

Ante el astado que abrió plaza no pudo apenas lucirse. El animal era tan flojo que perdió las manos incluso en el capote. La labor resultó de trámite.

Luis Vilches destacó ayer en la plaza de su tierra en el toreo con la capa, con bellas verónicas. Con su primero, muy flojo, los muletazos fueron largos en una faena muy interesante que emborronó con los aceros. Con su segundo, un buen toro, Vilches toreó muy bien, especialmente con la diestra. Tampoco acertó a la primera con la espada, siendo premiado con una oreja.

Cayetano se mostró muy variado con el capote ante el tercer toro. La faena tuvo entidad, con series en las que hubo ligazón y ritmo, calando en el público, tras un inicio con ayudados por alto y una bella trincherilla. Mató al segundo envite y por ello recibió un sólo trofeo.

Con el que cerró plaza, hubo momentos en los que faltó ajuste y ceñirse. La labor resultó por ello fría. Mató de eficaz estocada y fue premiado con otra oreja.

El festejo resultó entretenido y al término salieron en hombros Enrique Ponce y Cayetano, a los que no acompañó Vilches, debido a su fallo con los aceros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios