jannis niewÖhner. 'borgoña'

"El matrimonio con María fue decisivo para Europa"

  • Cosmopolitan ofrece los martes la serie sobre Maximiliano de Habsburgo, abuelo de Carlos V

  • Se trata de una coproducción de Austria y Alemania

Niewöhner, Maximiliano I, y Crhista Théret, María de Borgoña. Niewöhner, Maximiliano I, y Crhista Théret, María de Borgoña.

Niewöhner, Maximiliano I, y Crhista Théret, María de Borgoña. / cosmopolitan

Borgoña es una coproducción entre Austria y Alemania sobre una figura fundamental en la Europa de finales del siglo XV, Maximiliano I de Habsburgo, futuro emperador del Sacro Imperio Germánico, coetáneo de los Reyes Católicos, padre de Felipe el Hermoso y abuelo de Carlos V. Jannis Niewöhner es el actor alemán que aborda esta figura histórica. Cosmopolitan, en las plataformas de pago, ofrece cada martes por la noche un capítulo doble de esta miniserie de intrigas en los palacios centroeuropeos.

-¿Qué supone para un actor alemán interpretar una figura como la de Maximiliano?

-Estaba rodando una película cuando me ofrecieron el papel, así que ni me lo pensé. Terminé y tras un único día de descanso me incorporé al proyecto de Borgoña. Casi sin darme cuenta estaba arengando a 150 extras en un impresionante decorado.

"Maximiliano es un joven impulsivo, que se rebela contra su padre, pero también inmaduro y sensible"

-¿Cómo definiría el personaje de Maximiliano de Habsburgo que dibuja la serie Borgoña?

-Es un joven muy impulsivo y bastante tenaz. Es el hijo del emperador de Austria, pero se rebela contra su padre. Cree que su padre es débil y quiere tomar decisiones importantes, quiere luchar. Esta es su cara más visible, pero la otra es su lado más inmaduro, pero sensible, de un joven que aún ha de aprender mucho. Es interesante descubrir los dos lados de su personalidad, tan diferentes uno del otro.

-¿Se formó a través de manuales de Historia para forjar este personaje?

-Sí, leí mucho, pero preferí no profundizar en aspectos históricos ya que en ocasiones te alejas un poco de cómo específica el guión, que a fin de cuentas es una recreación, de lo que debe ser tu personaje. Hay que preparar leyendo Historia, pero sabiendo que esto también es una ficción, entre la acción y el romance.

-¿Qué le ha supuesto en su carrera profesional?

-Ha sido toda una experiencia, pero para que funcione hay que encontrar una motivación y energía durante todo el rodaje. En mi caso estaba convencido de que esta miniserie iba a ser un éxito. Tenía un excelente argumento y un equipo de primera fila para llevarlo a cabo. Ha sido muy bien acogida en Alemania.

-¿Ha sido muy diferente el rodaje de esta miniserie con el de las películas donde usted ha participado?

-Una miniserie entre proyectos de cine requiere un gran esfuerzo adicional. Estuve cuatro meses rodando Borgoña y fue agotador, muy diferente de lo que supone trabajar en una película, aunque estoy muy satisfecho con el resultado. Estoy seguro de que esta serie gusta a todos los fans de las series históricas. Su ambientación está muy cuidada y tiene un bonito trasfondo romántico.

-¿Qué subrayaría en especial de esta superproducción?

-No se han escatimado en medios y lo cierto es que ha sido una experiencia para todos visitar paisajes que casi no han tenido que modificarse para el rodaje de la ficción. Son castillos e iglesias de Austria que nos trasladan a la época medieval y que nos permiten imaginarnos perfectamente lo que sintieron estos personajes que los habitaron a finales del siglo XV. Estuvimos en Austria, en la República Checa. También en Hungría, en la ciudad de Budapest con sus magníficos estudios. Sin duda es todo un lujo una producción así.

-¿Se identifica con la personalidad de este emperador?

-Queríamos centrarnos en mostrar a un personaje que madura con el paso del tiempo y encuentra el amor en lo que en principio era sólo una unión política. Su matrimonio con María de Borgoña fue decisivo para Europa y el papel de ella fue clave en su ascenso. Sobre el personaje histórico creo que como yo es muy inquieto. Y siempre esta irritado, sin saber por qué. Tal vez es muy exigente, insatisfecho. Me identifico en parte con él.

-¿Cómo fue la relación con María de Borgoña, con la actriz francesa Christa Théret?

-Tengo que reconocer que el idioma fue una barrera. Pero eso fue al principio. Una vez superado el obstáculo tenemos una gran química en la pantalla y estoy seguro de que los espectadores lo van a notar. Al principio pensé que no funcionaría, ella únicamente habla francés y yo alemán, pero nos centramos en nuestra mirada, con el lenguaje corporal, y resultó que nos entendimos perfectamente.

-Se resalta la ambientación del vestuario.

-Un buen vestuario permite a los actores identificarse mejor con sus papeles. Los protagonistas estábamos impresionantes con todos esos trajes. Me vistieron con armadura. Es casi imposible moverse así. Tuvimos que amoldarnos a la moda de hace quinientos años

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios