Una joven brasileña escapa de su secuestrador tras nueve años cautiva

  • La joven, que ahora tiene 19 años, dijo a la policía que Raimundo Gomes de Silva, dueño de un bar de la deprimida localidad de Luziania, la llevó a su casa cuando ella tenía 10 años y no le permitió salir más.

Una chica que permaneció secuestrada durante nueve años logró huir de su captor con una pequeña hija que tuvo debido a las reiteradas violaciones a las que fue sometida durante su cautiverio, informaron fuentes policiales.

La comisaria Dilamar Castro, encargada del caso, explicó que la niña pedía limosna en las calles de Luziania y fue llevada bajo engaños a la casa de Gomes da Silva, que la retuvo por la fuerza y la encerró, primero en un cuarto y luego en un sótano, desde 1999.

Según el testimonio de la joven, los dos primeros años, de los nueve que estuvo secuestrada, permaneció encadenada y fue objeto de todo tipo de abusos sexuales, que se repitieron durante todo su cautiverio.

Producto de esas violaciones tuvo dos hijos: uno a los trece años, que fue ahogado en un balde por el comerciante, y una niña, que hoy tiene cinco, que permaneció siempre con ella y con la que consiguió huir.

La joven explicó a las autoridades que logró escaparse el pasado día 5, permaneció escondida en un lugar no precisado y esta semana decidió presentarse a la policía.

Según declaró, su huida fue facilitada por el mal estado en que quedó el comerciante después de una paliza que sufrió por una pelea que se registró en el propio bar.

Castro dijo que Gomes da Silva escapó cuando no encontró a la joven y desde entonces se encuentra fugitivo.

Las autoridades han puesto en marcha una vasta operación para dar con su paradero y suponen que se ha escondido en algún pueblo del interior de Goias, donde se centran las operaciones de búsqueda.

Según las primeras investigaciones, Gomes da Silva usaba el bar como fachada para otras actividades delictivas y, sobre todo, se dedicaba a la recepción y venta de objetos robados.

La portavoz policial explicó que también es sospechoso de dos asesinatos, entre ellos el de la madre de la propia joven, que fue muerta a cuchilladas poco después del secuestro.

Agregó que, según distintos testimonios recogidos en Luziania, existen sospechas de que la madre de la joven sabía de que ésta estaba en casa de Gomes de Silva y que hasta lo consentía, tal vez a cambio de dinero.

La joven y su hija han quedado bajo protección policial y han sido alojadas en dependencias del Departamento Especializado en Atención a la Mujer.

Según Castro, la intención de las autoridades es propiciar su reinserción a la sociedad y que tanto la joven como su hija puedan estudiar, a fin de prepararlas para un mundo que desconocen casi por completo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios