Un hombre mata en Tenerife a su mujer y sus dos hijos y se suicida

  • El agresor, según la hipótesis de la Guardia Civil, se arrojó a la calle desde el segundo piso de una vivienda donde había restos de sangre y tres cadáveres

Los cadáveres de una mujer y de dos niños fueron encontrados ayer en un piso del municipio tinerfeño de Adeje, mientras que el del padre de los menores y compañero sentimental de la mujer fue hallado en la calle, informaron fuentes de la Policía Local y de la Guardia Civil.

La Guardia Civil maneja la hipótesis de que el hombre encontrado muerto en la calle se suicidara después de asesinar a su pareja y a los dos hijos, según informaron ayer fuentes de la investigación.

Vecinos de las víctimas han manifestado que el hombre se suicidó cortándose las venas y tirándose, seguidamente, desde la azotea de una vivienda contigua a su casa. También han indicado que, a raíz del descubrimiento del cadáver en la calle, llamaron a la casa donde residía sin obtener respuesta y avisaron a la Policía.

Fuentes de la Guardia Civil han manifestado que los fallecidos son un hombre de 49 años, Pascuale M. C., de nacionalidad italiana; su compañera sentimental, Sophie Ivonne J. R., de 44 años y de origen belga, y los dos hijos, un niño y una niña, de 4 y 7 años, respectivamente.

La mujer presentaba heridas por arma blanca, mientras que en el Instituto de Medicina Legal de La Laguna (Tenerife) se investiga la causa de la muerte de los dos menores, según las fuentes de la investigación.

A última horas de la tarde de ayer, la Policía Judicial mantenía acordonada la zona mientras buscaba indicios en el interior de la vivienda.

Los hechos ocurrieron el viernes en torno a las 20.30, en la urbanización El Vesubio del barrio de Los Olivos, en el municipio de Adeje, al sur de Tenerife.

El levantamiento de los cadáveres se realizó el viernes por la noche y fueron traslados al Instituto de Medicina Legal de La Laguna (Tenerife), mientras que ayer, al cierre de esta edición, la Policía Judicial se encontraba dentro de la vivienda para recabar pruebas.

La Guardia Civil asegura en un comunicado que el vienes en torno a las 20.30 fue cuando recibieron la alerta de una persona que se había arrojado desde un segundo piso de un inmueble y a su llegada ya encontraron muerto al hombre, que vestía con un albornoz.

Fue a continuación cuando al no recibir respuesta de la vivienda donde el hombre residía, decidieron escalar por un balcón y mirar en su interior, momento en el que descubrieron sangre en una habitación. Al acceder al interior encontraron los cuerpos sin vida de la mujer y los dos niños.

Según han señalado fuentes de la Guardia Civil, el homicida no tenía antecedentes de denuncias por malos tratos. Los vecinos comentaron, según las mismas fuentes, que últimamente a esta persona "se le notaba alicaída".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios