La gente desconoce el contenido de la Ley de Dependencia

  • Un error frecuente es suponer que hay prestaciones económicas generalizadas

Un 69 por ciento de los españoles no sabe en qué consisten las ayudas a la dependencia que ofrece el Gobierno, según un estudio realizado por la aseguradora Caser sobre una muestra de 2.000 personas. Aunque este procentaje se ha reducido en nueve puntos respecto a un primer informe realizado en 2006, con motivo de la promulgación de la Ley de Dependencia, la aseguradora considera que es una cifra "bastante alta". De hecho, dos de cada tres personas piensa que las ayudas se traducen en prestaciones económicas mensuales para cubrir gastos, cuando en realidad, señala Caser, "la normativa entiende esta solución como supletoria del servicio prestado".

Con todo, a la par que este "escaso conocimiento", dos de cada tres españoles han pensado alguna vez en la posibilidad de ser dependientes en un futuro. Pero, para la mayoría, un coste mensual de, por ejemplo, 1.800 euros resulta "extremadamente caro" y sólo dos de cada diez podrían sufragarlo con un "enorme esfuerzo". Incluso si se redujese el coste a la mitad, casi un 40 por ciento sigue teniendo que apretarse el cinturón. Pero, para la aseguradora, estas dificultades no han significado un aumento del ahorro en "un producto bancario específico que les ayudase ante una futura dependencia".

La causa de esta tendencia entre la población encuestada se encuentra en la confianza de los ciudadanos en el "cuidado de los familiares", seguida de la imposibilidad material de ahorrar y de la esperanza en que el Estado sufrague estos servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios