Un preso español sufre serias vejaciones en una prisión italiana

  • Hay pruebas de que Óscar Sánchez, condenado a 14 años por narcotráfico, es inocente y fue suplantado por el mafioso Marcelo R. Marín. Sus compañeros de celda lo queman con cigarrillos, le pegan y le roban.

El español Oscar Sánchez, que fue condenado en Italia a 14 años de prisión por un delito de narcotráfico, sufre serias vejaciones por parte de los seis presos con los que comparte celda, quienes lo queman con cigarrillos, le golpean, lo extorsionan y le impiden entrar en el baño para hacer sus necesidades. 

Fuentes diplomáticas relataron la visita que el cónsul de España en Italia, Eduardo Delaiglesia, realizó el pasado viernes a la prisión donde se encuentra internado Sánchez, a quien encontró "más delgado" y "desmejorado". 

Sánchez relató que sus compañeros de celda le golpean y lo despiertan por la noche apagando un cigarrillo en su cuerpo y mostró las marcas, refirieron las fuentes. 

Los seis presos, todos ellos napolitanos, impiden también a Sánchez hacer sus necesidades fisiológicas plantándose delante el retrete durante horas, narraron. 

También dijo ser insultado en dialecto napolitano, que no entiende aunque ya habla algo de italiano. 

Fuentes diplomáticas españolas dijeron que las autoridades de España enviaron este jueves un documento de protesta al director de la cárcel de Nápoles, a la jueza del tribunal de Nápoles que lleva el caso y a Instituciones Penitenciarias de Italia, en las que piden el traslado de celda de Sánchez. 

En cuanto a los 200 euros que le envió una plataforma de su localidad para ayudarlo, Sánchez se lamentó de que le fueron arrebatados por sus compañeros de celda con el pretexto de ir a comprar comida al mercado de la cárcel, ya que la alimentación de la prisión se reduce a pasta, pero nunca vio ni el dinero, ni la compra. 

Oscar Sánchez, a quien las autoridades españoles lo consideran inocente del delito de narcotráfico, "está asustado" y quiere ser trasladado a la cárcel de Rebbibia cerca de Roma, dijeron. 

Las autoridades españolas están a la espera de que el Tribunal de Nápoles fije ya una fecha en octubre para el juicio de apelación, donde se intentará demostrar que Sánchez es inocente con todo tipo de pruebas. 

Oscar Sánchez, un lavacoches de la localidad barcelonesa de Montgat, fue considerado en un primer juicio como el jefe del tráfico de cocaína entre España e Italia, al parecer por una confusión de identidades, según sostiene la policía española. 

De acuerdo con las investigaciones de la policía española, Sánchez ha sufrido una suplantación de identidad por parte de Marcelo Roberto Marín, un mafioso uruguayo detenido en España por orden de un juzgado de instrucción de Telde, en la isla de Gran Canaria, agregaron. 

El trabajador español fue entregado a Italia el 13 de noviembre de 2010 por la Audiencia Nacional a requerimiento de las autoridades italianas y fue juzgado en mayo de 2011 en Nápoles, donde fue acusado de ser jefe de la mafia y de dirigir una importante red de narcotráfico entre España e Italia

La embajada de España en Italia y los consulados de Roma y Nápoles, que trabajan activamente sobre el caso ayudados por la policía científica española, "son optimistas" sobre el caso de Oscar Sánchez. 

Entre la pruebas figura el hecho de que cuando el supuesto suplantador de la identidad de Sánchez, Marcelo Roberto Marín, se registró en el hotel Jolly Midas de Roma con el DNI del lavacoches, éste se encontraba en Montgat. 

La defensa asegura además que la jefa de Sánchez del lavacoches en el que trabajaba puede certificar que nunca se movió de allí los días que las autoridades italianas lo ubicaban en Roma y Nápoles traficando con drogas. 

Además, el detenido denunció el robo de su DNI, un documento con el que, según las investigaciones de la policía española, el mafioso Marcelo Roberto Marín pudo cometer sus delitos de narcotráfico

Otra de las pruebas definitivas, dijeron fuentes diplomáticas, el peritaje fónico realizado a Sánchez en Nápoles y que afirma que su voz es la misma que la del mafioso interceptado por la policía italiana, es rebatido por la embajada de España ya que el acento del uruguayo nada tiene que ver con la voz del trabajador de Montgat, dijeron. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios