La contaminación química adelanta peligrosamente la pubertad femenina

  • Los pesticidas pueden provocar un aumento en la frecuencia de cánceres en las mujeres · Médicos especialistas advierten de este problema en una conferencia contra el cambio climático en Mónaco

La contaminación química y, sobre todo, los pesticidas y hormonas artificiales están adelantando la pubertad femenina, lo que puede provocar un aumento en la frecuencia de cánceres en la edad adulta de las mujeres. Así lo han advertido médicos especialistas en la conferencia Cambio Climático y Patologías Femeninas, asociada a la reunión ministerial que ha mantenido en Mónaco el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (Pnuma).

El profesor Charles Sultan, de la unidad de Endocrinología y Ginecología Pediátrica de la Universidad de Montpellier (sur de Francia), citó estudios estadounidenses en los que el 15 por ciento de las niñas blancas y el 48 por ciento de las negras habían adelantado su primer signo de pubertad, el desarrollo de mamas, a los ocho años. Los ponentes subrayaron que siempre existen diferencias de origen étnico, pero que las alteraciones son transversales en los estudios de varias poblaciones.

"En sólo 30 años, la edad de pubertad femenina ha descendido un año. La primera regla, desde una media de 10,9 años en 1970, ha pasado a los 9,7 en 1998".

El profesor Sultán afirmó que "aún no tenemos pruebas de si esto supone un nuevo riesgo, es un testigo de otros cambios o un simple suceso, pero lo cierto es que el adelanto púber puede tener consecuencias en la frecuencia de enfermedades en el adulto".

La precocidad púber, según el especialista, "desde luego puede traer hiper estrogenización, la feminización precoz puede llevar a la joven a asumir roles de adulto estando emocionalmente inmadura y puede traer disfunciones endocrinas en toda la edad adulta". El ginecólogo afirmó que la contaminación química, en lo que afecta a la mujer, empieza ya en el útero y continúa en la vida adulta.

"Hemos encontrado más de 250 contaminantes químicos en la sangre del cordón umbilical", dijo, y reveló que muchos ríos de todo el mundo tienen en sus aguas los restos de los estrógenos artificiales derivados de las píldoras anticonceptivas y de los tratamientos de los efectos de la menopausia.

"El organismo de un adulto sabe cómo tratar las hormonas naturales, pero no las artificiales y un feto ninguna de las dos", dijo el científico francés.

La exposición de Charles Sultán se centró en los efectos de la contaminación sobre las adolescentes, pero afirmó que los varones también pueden ser víctimas de esta contaminación.

"Varios procesos hormonales determinan la correcta posición de los testículos antes de nacer, y muchas sustancias químicas lo alteran, por lo que en la edad adulta estos individuos pueden sufrir alteraciones en la espermatogénesis e incluso infertilidad".

También en la edad adulta se puede recibir una dosis de contaminación química que altere los procesos hormonales. Sultán citó un estudio que demuestra que los trabajadores de los peajes sufren, en un porcentaje mayor que otros grupos, de disminución de la espermatogénesis.

"Los denominados perturbadores endocrinos interfieren en la síntesis, el metabolismo y la acción de las hormonas endógenas, y como la acción hormonal es genómica -afecta cromosómicamente-, sus efectos pueden perdurar en decenas de generaciones". Sultán se centró especialmente en los pesticidas: "van a provocar mala diferenciación sexual en el feto, alteraciones en el crecimiento fetal, alteraciones en el desarrollo psicomotor y cambios en la cronología de la pubertad".

Estos cambios pueden suponer "una mayor frecuencia en el cáncer de testículo, una baja espermatogénesis, y una mayor frecuencia del cáncer de próstata y de mama". Aludiendo a la reciente sesión del Pnuma, en la que hubo referencias a los combustibles de origen vegetal como solución parcial a los problemas energéticos, el especialista francés recordó que "los "agrocombustibles" exigen el uso previo y masivo de herbicidas e insecticidas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios