El avión siniestrado en Chile se desintegró

  • El ministro de Defensa chileno asegura que se han hallado fragmentos humanos de imposible identificación, lo que hace que "la tarea de búsqueda sea mucho más difícil".

El ministro chileno de Defensa, Andrés Allamand, informó este lunes del hallazgo de restos humanos dispersos en la zona y dijo que es "muy probable" que el avión que cayó al mar el pasado viernes con 21 personas a bordo, se haya desintegrado por el impacto.

Si esto último fuera así, "la tarea de búsqueda será mucho más difícil", dijo a los periodistas Allamand, que se encuentra en el archipiélago Juan Fernandez, a 670 kilómetros de la costa chilena, al frente de las tareas de búsqueda.

En declaraciones en el aeródromo de la isla Robinson Crusoe, la principal del archipiélago, Allamand confirmó el hallazgo de restos humanos diseminados en el área, y aclaró que se trata de fragmentos de cuerpos que no permiten una identificación.

"Se han encontrado muchos restos materiales y también restos mortales humanos", dijo, visiblemente emocionado el ministro de Defensa, que es cuñado del empresario Felipe Cubillos, uno de los ocupantes del avión CASA C-212 que siguen desaparecidos.

Allamand, que admitió sentir "mucho dolor" por tener que difundir esa noticia, dijo que hasta ahora se mantenía la esperanza de que parte del fuselaje estuviera más o menos intacto, con la posibilidad de que algunos de los ocupantes estuviesen en el interior.

Pero esa posibilidad se aleja con los últimos hallazgos, dijo Allanand, quien no obstante subrayó que bajo ninguna circunstancia se dejará la búsqueda.

"Seguiremos toda la noche y después", añadió el ministro, coincidiendo con el jefe de la Fuerza Aérea, Jorge Rojas,que anteriormente había señalado que las tareas durarían algunos días.

Los restos, cuyo hallazgo había sido adelantado por lugareños, fueron embarcados en un avión de la Fuerza Aérea hacia Santiago, donde serán sometidos a exámenes del Servicio Médico Legal (SML).

Hasta ahora, sólo se han podido encontrar y recuperar los cadáveres de cuatro de los ocupantes del avión, que se estrelló después de dos intentos de aterrizaje en medio de condiciones meteorológicas adversas.

La búsqueda se ha mantenido con el despliegue de unos 600 efectivos de las Fuerzas Armadas, incluidos buceadores y con apoyo de buques de la Armada, aviones, helicópteros y otras embarcaciones.

En Santiago, el presidente Sebastián Piñera, que declaró duelo nacional el lunes y martes a causa de la tragedia, reafirmó que el Gobierno hará "todo lo humanamente posible" para encontrar a las 17 víctimas restantes, pero advirtió también que no podía garantizar el éxito "ciento por ciento" de la operación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios