Ryanair indemnizará a un grupo de músicos negros que fueron expulsados de un avión

  • Los integrantes de la banda 'Caribbean Steel International' fueron sacados del avión a punta de pistola ya que un viajero apuntó que podrían tratarse de terroristas.

Comentarios 1

La compañía Ryanair tendrá que pagar casi 5.000 libras (6.800 euros) a un grupo de músicos negros sacados de uno de sus aviones a punta de pistola después de que otro viajero dijese al piloto que podía tratarse de terroristas.

La compañía de vuelos baratos fue criticada por un juez británico por el modo de tratar a los integrantes de la banda "Caribbean Steel International", a los que se obligó a bajar en la isla de Cerdeña de un avión con destino a Londres la Nochevieja del 2006.

En su veredicto, del que informa el diario 'The Independent', el juez Roger Southcombe dijo que los músicos, uno de ellos ciego, tienen derecho a ser indemnizados por daños y perjuicios por lo ocurrido.

Los integrantes de la banda llegaron a sus casas dos días más tarde ya que cuando se descubrió lo infundado de las sospechas del otro pasajero, la compañía los puso en un vuelo a Liverpool, en cuya estación de autobuses tuvieron que pasar la noche antes de poder viajar a Londres.

"Nos trataron miserablemente. El piloto tuvo tiempo más que suficiente para dejarnos subir otra vez al avión y regresar a casa como habíamos planeado", dijo Jason Constantine, un miembro de la banda, que ha actuado en diversos países del mundo.

Los músicos levantaron las sospechas del pasajero porque no iban sentados juntos, lo que se debía a que varios integrantes del grupo querían asientos junto a las ventanillas del avión y habían pagado para tener prioridad a la hora de subir a bordo.

El suspicaz pasajero, que afirmó ser profesor de psicología, expresó sus sospechas al comandante y amenazó con sacar a toda su familia del avión si no se hacía nada.

El piloto entonces llamó a la policía del aeropuerto de Alghero para que los sospechosos de terrorismo saliesen del avión y se comprobase sus identidades.

Cuando, una vez aclarado que se trataba de simples músicos, éstos pidieron que se les dejase subir de nuevo, el comandante del avión se negó, argumentando que había habido ya demasiadas tensiones a bordo.

Ésta ha sido una mala semana para Ryanair, que tendrá que pagar además 60.000 euros al presidente francés, Nicolas Sarkozy, y a su nueva esposa, Arla Bruni, por haber utilizado sin su permiso una foto de la pareja como material publicitario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios