El Gobierno fija entre 328 y 811 euros las prestaciones para los dependientes

  • El Ejecutivo aprueba un decreto por el que actualiza el nivel mínimo de protección

El Gobierno aprobó ayer las cuantías de las prestaciones fijadas por la Ley de Dependencia para las personas mayores y con discapacidad que sean valoradas como dependientes severos nivel 2 y ha actualizado las de la gran dependencia. Según el Gobierno, estas personas recibirán servicios como ayuda a domicilio, teleasistencia, una plaza en un centro de día o una plaza residencial, para lo que destinará 871 millones a la dependencia, un 118 por ciento más que en 2007.

En caso de que no exista oferta pública del servicio que se requiera, las personas con gran dependencia o severa nivel 2 pueden recibir una serie de prestaciones económicas. Entre ellas, las vinculadas al servicio, para que la persona pueda adquirirlo en el mercado privado o puede optar por una prestación por cuidados en el entorno familiar.

El cuidador familiar debe darse de alta en la Seguridad Social y la prestación será de hasta 507 euros mensuales en el caso de los grandes dependientes (más 154 euros que asume el Estado en concepto de cotización a la Seguridad Social y formación) y de hasta 328 (más 154 euros) en el caso de los severos.

Los cuidadores no profesionales quedan incluidos en el campo de aplicación del Régimen General de la Seguridad Social y en situación asimilada al alta en el mismo.

Otra de las opciones es la prestación de asistencia personalizada, sólo para los grandes dependientes. Está destinada a contribuir a la cobertura de los gastos derivados de la contratación de un asistente personal que facilite el acceso a la educación y al trabajo y posibilite una mayor autonomía en el ejercicio de las actividades básicas de la vida diaria a estas personas.

Las cuantías de esta prestación son de 811 euros para nivel 2 y de 608 para los clasificados en nivel 1. A través de este sistema, las personas dependientes tienen garantizado el acceso a los servicios sociales o a las prestaciones económicas que necesiten.

En 2007, el primer año de aplicación de la Ley, todas las personas evaluadas como grandes dependientes eran beneficiarias de la ley. Desde 2008, este derecho universal se ha extendido a los dependientes severos nivel 2.

Además, el Gobierno ha aprobado el Real Decreto por el que se actualiza el nivel mínimo de protección para las personas con gran dependencia y se establece para los dependientes severos nivel 2.

El nivel mínimo de protección representa el nivel de financiación del Sistema de Dependencia mediante el cual el Gobierno destina recursos a las comunidades autónomas en función de las personas dependientes beneficiarias.

Así, en este nivel mínimo, el Gobierno destinará este año 255,10 euros mensuales a las comunidades autónomas por persona valorada con gran dependencia nivel 2 y 173,47 por gran dependiente nivel 1. En el caso de los dependientes severos nivel 2, la cantidad será de 100 euros mensuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios