España es uno de los estados de la UE con mayor pobreza infantil

  • La Comisión Europea alerta de que el país registra un 24 por ciento de menores que viven en el umbral de la miseria

Según un informe presentado hoy por la Comisión Europea sobre protección social, el 24 por ciento de los menores que viven en España lo hacen en el umbral de la pobreza, un porcentaje que sitúa al páis entre los estados de la Unión Europea (UE) con peores cifras en cuanto a miseria infantil,  Pero estas no son las únicas cifras preocupantes que se desprenden del estudio, sino que, además, la Comisión alertó de que España tiene números muy altos en riesgo de pobreza en familias, unos resultados que son consecuencia, denunció el organismo europeo, de que en nuestro país las ayudas públicas tienen un menor impacto en este tema.

  En el conjunto de la UE, un total de 78 millones de ciudadanos están expuestos a un riesgo de pobreza, de ellos, 19 millones son niños, según la Comisión, el sector de la población con más riesgo de caer en una situación en la que no tengan cubiertas sus necesidades básicas, debido, dice el informe, a tres causas principales: la falta de trabajo de los padres, los bajos salarios y una ayuda insuficiente para las familias.

  Atendiendo a estos criterios, la Comisión califica a los Estados miembros en cuatro categorías. España está en el grupo que va a la cola, junto a Grecia, Italia, Lituania, Letonia, Luxemburgo, Polonia y Portugal, con un 24 por ciento de menores que viven con necesidades básicas. Según el informe, en el caso de nuestro país, esta situación es el resultado del elevado número de niños que viven en familias donde sólo uno de los dos progenitores trabaja y el menor impacto que tienen las transferencias públicas (como ayudas a la familia o prestaciones por desempleo) en la población.

  Por ello, la Unión, que no tiene competencias en este aspecto, recomienda al Gobierno español que adopte estrategias para ayudar a los hogares con bajos ingresos y para facilitar el acceso a empleos de calidad. Éstas medidas, explica la Comisión, ayudarían a España a salir de esta situación que, además, convierte al país en uno de los Estados miembros con mayor riesgo de pobreza. Según los datos de 2005, en este sentido, el 20 por ciento de los adultos residentes en España tiene muchas posibilidades de acabar viviendo sin tener cubiertas sus necesidades y en el caso de los niños, el 10 por ciento. LOS MEJORES

  Por el contrario los mejores alumnos en lo que se refiere a la lucha contra la pobreza infantil son Austria, Chipre, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Suecia y Eslovenia. Estos países registran buenos resultados en todos los frentes. El número de hogares donde todos los miembros están en el paro o donde los salarios son insuficientes es relativamente bajo y las ayudas a la familia son importantes.

  El segundo grupo comprende a los Estados miembros donde el nivel de pobreza es relativamente bueno y en todo caso inferior a la media: Bélgica, República Checa, Alemania, Francia, Estonia e Irlanda. En estos países, el principal motivo de inquietud es el alto número de niños que viven en hogares donde ninguno de sus miembros trabaja. Por ello, la Comisión recomienda reforzar el atractivo financiero del empleo y el acceso a empleos de calidad para los padres más alejados del mercado de trajo.

  En el tercer grupo se encuentran Hungría, Malta, Eslovaquia y Reino Unido. Su característica común es que la situación es media o mala por lo que se refiere a la pobreza infantil y que registran un gran número de hogares con todos los miembros en el paro o con salarios insuficientes. En algunos casos, la pobreza se ve atenuada gracias a ayudas públicas eficaces o al apoyo de la estructura familiar. También aquí, el Ejecutivo comunitario recomienda incrementar la

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios