Un verano en superávit

  • El Sevilla cerró el mercado con 7,9 millones de euros a favor gracias a una operación salida que dejó 16,6 en ventas y 11 más en ahorro de fichas · Hasta 15 fubolistas han abandonado la plantilla y llegaron sólo 4.

Comentarios 25

Independientemente de que, sobre todo al final, el aficionado alberga cierto temor ante la posibilidad de que la operación salida haya dejado algo corta la plantilla que tiene a su disposición Marcelino García Toral, el verano ha sido muy provechoso para las arcas del Sevilla, cuya eliminación de la Europa League ha sido una justificada razón de más para tratar de hacer malabarismos con idea de cuadrar en todo lo posible el presupuesto de ingresos con el presupuesto de gastos.

Así, el Sevilla se ha desprendido durante el verano de 15 futbolistas (incluyendo a David Prieto y Redondo), de los cuales cinco han sido en calidad de cedidos, por lo que tendrán que volver. Sin embargo, en las cuentas de los beneficios hay que computar el ahorro que suponen sus fichas durante la temporada que acaba de empezar, lo que hace que se eleven las cantidades que el Sevilla puede decirse que gana en su caja.

Lo que todo el mundo suele contabilizar en estos casos son los millones que el club ingresa en materia de venta de jugadores, una cantidad que en el caso de la operación salida 11-12, sin duda la más prolífica de la era Monchi, deja en la tesorería 16,6 millones de euros, aunque aquí hay que hacer la salvedad de que muchos de estos traspasos, sobre todo los de más envergadura, se cobran a plazos. En esta cifra no están contabilizados los variables de algunas operaciones, como la de Capel (3,5 más otro millón más si el Sporting entra en Champions en los próximos cuatro años), pero sí los de Dabo, por ejemplo, pues en el club se dan por seguro, pues el Olympique de Lyon simplemente tendrá que entrar en competición europea para que el Sevilla pueda contar con 1,8 millones en el total del traspaso. También en el caso de Alfaro (un millón en total) el club cuenta con 250.000 euros de variables que se cumplirán seguro (permanencia del Mallorca). Es evidente que la operación más beneficiosa por su cuantía para el Sevilla ha sido la venta de Zokora al Trabzonspor por 6 millones de euros, una cantidad por la que el Sevilla este año no ha hecho ningún fichaje.

En lo que se refiere a ahorro de fichas, un concepto que todos los clubes contabilizan cuando hacen una operación que supone la baja de un jugador en su nómina de asalariados, el Sevilla suma a su cuenta este año unos 11 millones de euros en total. Llama la atención, por ejemplo, lo que supone de beneficioso para las finanzas la marcha de Renato, que tenía una de las fichas más altas de la plantilla, 2,4 millones anuales.

Las cesiones, aunque no dejan dinero como las ventas porque la crisis y la necesidad general de todos los clubes por aligerar plantilla han llevado a que hoy día apenas se pague dinero por esta fórmula que antes sí tenía una contraprestación económica (por la de Martí llegó a cobrar el Sevilla 900.000 euros), también alivian la inversión en general, aunque en muchos casos el Sevilla tiene que asumir parte de la ficha del jugador cedido, sobre todo de los que más cobran, casos de Romaric (800.000 euros de 1,8 millones) y Kone (del que se ahorra 750.000 euros).

Todo ello, sumado, hace que el Sevilla pueda estipular lo ingresado en 27,6 millones de euros, lo que en contraprestación con las inversiones en refuerzos hace que el Sevilla tenga un superávit a favor de aproximadamente 7,9 millones de euros. En fichajes el club de Nervión ha gastado 10,7 (4,5 en Manu, 3 en la opción de compra de Cáceres, 1,7 en Coke y 1,5 en Spahic). A ello habría que sumar sus fichas para que la amortización en los años que han firmado sea calibrada con exactitud, pero como nunca se sabe si cumplirán los contratos -como tampoco cuántos de los cedidos volverán- la estimación se ha hecho sólo computando las fichas de la esta temporada, en total, 9 millones por cinco jugadores siendo Trochowski y Cáceres los que más perciben en este concepto, uno por su prima de fichaje y el otro por la ficha que arrastraba del Barcelona. Coke, el que menos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios