Internacionalidades que asustan

El Sevilla ha sufrido esta semana la marcha de algunos jugadores internacionales para la disputa de encuentros amistosos o de clasificación para la próxima Eurocopa de Ucrania y Polonia. No es una novedad que el cuadro hispalense tenga en sus filas a numerosos internacionales, aunque la corta plantilla diseñada por Marcelino y las posibilidades de que el protagonismo de algunos crezca invitan a pensar en la dureza de una temporada que culmina con la Eurocopa que se inicia el 18 de junio.

Antes del arranque de la competición continental, serán cuatro las fechas reservadas para duelos de selecciones, sin contar la que algunos jugadores disputarán esta próxima semana. Y el protagonismo de los sevillistas no parece llamado a decrecer. Negredo se ha hecho con un papel más protagonista que nunca en el combinado de Vicente del Bosque por sus buenos números y el mal momento de Fernando Torres en el Chelsea, al tiempo que otros como Manu del Moral, Jesús Navas y hasta Fernando Navarro esperan sus opciones de contar en alguna convocatoria para soñar con el torneo veraniego. Mientras, Spahic se ha convertido en una pieza insustituible en Bosnia, que trata de apurar sus opciones de ser uno de los equipos que llegue a la repesca. Rakitic, que será pieza clave de Croacia cuando se recupere, está en una situación parecida, con su selección en la segunda plaza de su grupo, con muchas opciones de lograr el billete hacia Ucrania y Polonia.

Sin Eurocopa como meta, pero también marcados por papeles relevantes en sus selecciones, piezas importantes para Marcelino en sus alineaciones como Medel y Martín Cáceres serán asiduos en los viajes internacionales de esta temporada.

La corta plantilla diseñada por Marcelino verá incrementada, pues, su carga con los encuentros internacionales de muchas de sus figuras. La ausencia de la Liga Europa, eso sí, frena unas necesidades que hubiesen sido latentes por el apretado calendario a encarar por los sevillistas.

El buen nivel de los nervionenses con sus selecciones invita a la esperanza de que la cifra aumente, aunque también obliga a que las rotaciones formen parte de las intenciones de Marcelino si éste no quiere encontrarse con inconvenientes inesperados en el transcurso de la temporada liguera.

El adiós de Kanoute al combinado de Mali evita el problema aún mayor que hubiese propiciado la Copa de África de 2012, competición en la que Kone y Romaric, cedidos, sí tienen papeletas para estar.

La apretada segunda quincena de septiembre desterrará las primeras dudas acerca del acierto sobre la elección de una plantilla que cuenta con canteranos dispuestos a tomar minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios