"Ahora sólo pienso en el Espanyol"

  • Romaric habla de progresar tras su cesión sin vislumbrar su regreso al Sevilla · "Voy a luchar por jugar siempre", admite

Comentarios 6

Se marchó por petición popular y buscará brillar para regresar con argumentos mejorados. Ndri Romaric ya se siente parte del Espanyol tras la cesión por una temporada que se confirmó el miércoles pasado poco antes del cierre del mercado de fichajes. Marcelino ya había advertido durante la pretemporada que el medio centro costamarfileño no iba a contar para su proyecto y los frustrados intentos del Bursaspor por hacerse con sus servicios finalizaron con la marcha al cuadro de Mauricio Pochettino en forma de préstamo.

Romaric ya ha puesto sus objetivos en la nueva campaña sin mirar atrás, sin pensar en el futuro lejano y con la única misión de mejorar su juego. "No quiero pensar en volver al Sevilla, sólo pienso en el Espanyol, en triunfar aquí para después pensar en mi futuro", asegura el polivalente centrocampista.

Siempre fue claro Romaric en sus palabras. Sus tres campañas en el Sevilla tras desembolsar el club hispalense unos ocho millones al Le Mans francés nunca tuvieron la continuidad deseada por ambas partes. Pese a contar con minutos, siempre fue discutido y alternó encuentros de brillo con otros de mucho menor acierto. Ahora, en el Espanyol, tiene la oportunidad de reencontrarse con el nivel mostrado en la Ligue 1, que le sirvió para que muchos clubes europeos llamaran a sus puertas. "Trataré de hacer una buena temporada en el Espanyol. Quiero seguir mi progresión en el fútbol español; puedo dar mucho más de mí, el fútbol te da la opción de tener nuevas oportunidades y espero aprovecharlas en este club".

Sobre su llegada al cuadro espanyolista, no duda en valorar la oportunidad que tiene para encontrar minutos y recuperar su mejor nivel: "Intentaré jugar todos los minutos posibles. Voy a luchar por ello, trabajaré al cien por cien para estar mental y físicamente bien, y si es así trataré de jugar siempre". Optimismo en las palabras de un jugador que parecía tener su destino lejos de la Liga española antes de que llegara esta oportunidad en forma de cesión. "Ya he realizado algunos entrenamientos con mis compañeros y estoy contento. Me he adaptado bien, hay un gran ambiente y estoy deseando de empezar a tener minutos en el campeonato liguero".

Su situación en el Sevilla se aplaza una campaña. Casi obligado a encontrar una salida, es el turno de Romaric para demostrar lo que siempre defendió, que podía tener un sitio en el equipo. "No le guardo rencor a nadie, tengo buena relación con todo el mundo", advierte sobre el club sevillista. Nada parece descentrar al costamarfileño de su objetivo de encontrar el ansiado brillo que le permita triunfar en el fútbol español. Con el número 11 a su espalda, se topará con la competencia de jugadores del nivel de Javi Márquez, Baena o Verdú. "Podemos realizar una buena temporada, hay un buen equipo y creo que todo saldrá bien".

Romaric no será el único caso de futbolista cedido tras no contar en los planes del entrenador del Sevilla. Kone buscará minutos en el Levante, Lautaro Acosta tratará de tener continuidad en el Racing y Bernardo intentará crecer con su experiencia en el cuadro cántabro. Todos ellos pretenden seguir los pasos de otros sevillistas que consiguieron ganarse el derecho a jugar tras demostrar más argumentos lejos de Nervión. Armenteros es el caso más claro tras ganarse la confianza de Marcelino tras brillar en el Rayo.

Romaric se enfrenta ahora a sí mismo en una temporada que podría ser clave en su futuro inmediato, ya que una nueva escasez de rendimiento terminaría con sus bazas en la Liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios