El retranqueo de La Borriquita llena la capilla de devotos

  • El Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas y el costalero José Racundo Ferrer, distinguidos · Bendecidas las medallas de 22 nuevos hermanos

El colegio salesiano San Juan Bosco albergó ayer el retranqueo de la Borriquita, un acto solemne y cofrade que se ha convertido ya en parte fundamental de la Semana Santa linense y que sirve para dar comienzo a las fiestas y anunciar el Domingo de Ramos.

La Hermandad de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén y María Santísima de la Alegría, Madre de la Iglesia y Auxilio de los Cristianos es la encargada de realizar año tras año la primera levantá de la primavera de Pasión.

La capilla del centro educativo se llenó de público y de incienso y fue el hermano mayor, Álvaro Marfil, el encargado de dirigirse a los asistentes, a los que recordó que Jesús fue crucificado "por nuestra culpa, nuestra indiferencia y nuestra salvación" y le pidió al Señor "que nos ayude a entender la grandeza de su amor y su entrega". Destacó que se está conmemorando el cincuentenario de la comunidad salesiana en el municipio y recordó que fue precisamente hace 50 años cuando la hermandad se mudó del santuario de la Inmaculada hasta este colegio y que por ello, en septiembre la Borriquita realizará una salida extraordinaria.

Marfil resaltó también "la ilusión, el trabajo y esfuerzo" que mueve a esta hermandad y solicitó a los fieles que "miréis a Jesús con el corazón y así experimentareis su perdón".

El acto continuó con la bendición de las medallas de los nuevos 22 hermanos, la mayoría de ellos niños, y del nuevo incensario que ha sido donado por el grupo joven de la cofradía, que también hizo entrega de un ramo de flores a María Santísima de la Alegría, además de dedicar un rezo a los titulares.

El premio Luminaria 2011 fue para el Centro Regional de Transfusiones Sanguíneas, con el que la hermandad está colaborando a la hora de organiza campañas de donación de sangre, desde el pasado mes de junio. Fue el director del centro, Antonio Salar, el que recogió esta distinción, que agradeció el trabajo de los profesionales y se lo dedicó a los donantes de sangre.

Finalmente, el Costal de Oro que cada año entrega la cuadrilla de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén lo recibió José Racundo Ferrer, que hoy estará bajo una de las trabajadera del paso.

El acto terminó que el retranqueo propiamente dicho con el que el Señor quedó colocado para realizar hoy su estación de Penitencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios