La 'levantá' de La Borriquita, preludio de la Semana más grande

  • El pregonero Juan Trapero llena su intervención de poesía y termina entre el público cantando una saeta · El director espiritual de los Salesianos pide alegría para el desfile de hoy

Algeciras vivió anoche un intenso preludio de lo que hoy será el inicio de la Semana Grande. Congregados en el patio del colegio de Los Salesianos, los más de 100 devotos mostraron su cariño un año más por el paso de La Borriquita que la víspera del Domingo de Ramos muestra su esplendor con la levantá del paso de palio de la Virgen y el del Cristo.

Pablo Gutiérrez, vocal de la hermandad, fue dirigiendo las intervenciones y tuvo unas palabras emotivas para la cofradía. Minutos después, ante un público expectante, las puertas que custodian las imágenes se abrieron. Los allí presentes no pudieron esconder su asombro. El imponente paso del Cristo, en todo su esplendor, salió de su habitáculo con pasos medidos y luego su cotitular también quedó junto a Él.

Llegó el turno del pregonero, Juan Trapero, que esculpió unas bellas palabras para la cofradía a la que dedicó un poético discurso cargado de emoción y con potencia en la voz. Apeló a la Virgen para que interceda por la juventud y les muestre el verdadero camino y recordó la necesidad de "recuperar para todos los antiguos valores y costumbres" de la religión. Al final se permitió abandonar el atrio y se colocó entre el público, rompiendo el protocolo, y dedicó a los dos pasos una sentida saeta.

Era ya la hora de lo más esperado por los congregados, la levantá de los dos pasos. El hermano mayor de los Salesianos, Jesús Álvarez Paredes, dedicó el de La Borriquita a Miguel Torres Montero, muy vinculado a los Salesianos. La única hija de éste último se encargó de dar el toque que levantó al trono, dedicándoselo a su padre. El trono de la Virgen se aupó con el toque de José María Villar, hermano mayor de la Virgen de la Palma.

Llegó el momento de dar las buenas noches. Juan José Gutiérrez, director espiritual de los Salesianos, transmitió al público sus buenos presentimientos: "Mañana vamos a vivir en antesala de los misterios de nuestra fe", y pidió llevar la alegría a aquellos que desgraciadamente lo están pasando mal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios