La Columna

El buen tiempo se alía con La Columna

  • La banda de Arahal estrena la marcha 'Jesús de la Columna' en la salida

Comentarios 4

El tiempo es lo que tiene, que es difícil de predecir. Este año el sol se alió con La Columna. De hecho permitió que Jesús Atado y María Santísima de las Lágrimas pisaran la calle, que es lo que más importa. La mañana del lunes no resultó halagüeña pero a las cinco de la tarde el fuerte viento de levante despejó todas las dudas.

El telón del Lunes Santo lo abrió y cerró Jesús en el momento en el que es azotado por un sayón en presencia del soldado romano.

Este año sí, este año La Columna salió del Santuario de Nuestra Señora de Europa y no tuvo que volver de inmediato como el año pasado. La climatología dio su beneplácito al Lunes Santo. Lunes de túnica de color roja y antifaz de color blanco en Algeciras.

A las ocho de la tarde se abrieron las puertas laterales del templo, unas puertas que suponen un gran esfuerzo a los cargadores, jóvenes que en una maniobra de libro lograron cruzar el dintel. Un hecho que reconoció el público aunque con más ímpetu ante la salida de Las Lágrimas, con el Himno de España interpretado por la Banda Municipal de Música de Coria del Río, Sevilla.

Algeciras tenía ganas de La Columna y por eso todo el mundo quería hacerse un hueco cerca de la capilla Europa, como si fuera fácil. Los más pequeños fueron cargados por sus padres, no querían perder puntá y uno casi llora porque desde abajo no veía lo que alcanzaba su hermano que había corrido mejor suerte. Ayer nadie se atrevió a ir vestido de primavera, el frío era propio del invierno y fue necesario volver a los abrigos y las bufandas. No era día para exponerse al viento.

El recorrido de la Columna fue otro. La Hermandad no las tenía todas consigo y decidió recortar algo para no exponer al peligro la belleza de sus dos pasos. Por este motivo Jesús atado tomó rumbo a la Plaza Alta. Balcones engalanados y el respeto de la feligresía abrieron paso a una cofradía que se fundó en 1945 y que cuenta con unos hermanos, 722, que cada año quieren superarse. Ayer quedó demostrado. Una prueba es que en la salida algunos reconocieron que no hay nada que envidiarle a Sevilla.

Este año se estrenó la marcha Jesús de la Columna, compuesta por Francisco Ortiz Morón, miembro de la Banda de Cornetas y Tambores de la Hermandad de la Esperanza de Triana y que ha sido regalada a la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestro Padre Jesús Cautivo de Arahal, que acompañó al titular de la hermandad ayer y es el noveno año que lo hace. Y se nota. Este año sí el Lunes Santo tuvo todo su esplendor. Habrá que ver lo que el tiempo nos depara hoy.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios