La Borriquita

Jesús realiza su entrada triunfal con palmas y alegría en La Línea

  • La Borriquita pasa frente al santuario de la Inmaculada durante su procesión. Los nazarenos acompañan a la Entrada Triunfal.

El sol brilló ayer con fuerza en La Línea para acompañar a la salida de la Borriquita desde la capilla del colegio salesiano San Juan Bosco e invitó a los ciudadanos a acercarse a la calle Menéndez Pelayo.

Los linenses fueron fieles a la cita con la Hermandad de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén y es que esta es una de las cofradías que mueve a más personas en el municipio por su vinculación con la casa salesiana, donde lleva ya 50 años, además de que es una de las procesiones que cuenta con más niños en su cortejo entre monaguillos y penitentes.

Las puertas de la capilla se abrieron a las cinco de la tarde para dejar salir a la Cruz de Guía. Un momento de gran importancia y por partida doble, porque no solo significaba que la Borriquita iba a estar en la calle en unos minutos, sino que además acababa de comenzar la semana de Pasión.

La cuadrilla de costaleros realizó la maniobra de salida con maestría y Jesús de Nazaret, a lomo del burro, fue recibido con los sones del himno de España y con los aplausos y la alegría de los fieles.

En la memoria de todos el recuerdo de Mauricio Gallego, el hijo del artista local Pepe Gallego, que falleció en un accidente de tráfico el año pasado. Su gorra del Ejército a los pies del Señor y su camiseta de costalero en una de las patas del paso hicieron que Mauri, como todos lo conocían, pudiera acompañar a Jesús un año más en su estación de Penitencia.

La Borriquita emprendió su procesión por Menéndez Pelayo y llegó hasta el santuario de la Inmaculada, donde el paso fue mecido para presentar sus respetos a la patrona.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios