Flagelación y Estrella

La Estrella deslumbra a los linenses en el Domingo de Ramos

  • La hermandad estrena este año cambios en el recorrido

Comentarios 1

Los linenses se congregaron ayer a las puertas del templo de Santiago para ver salir a la Hermandad de Jesús de la Sagrada Flagelación y la Virgen de la Estrella.

Antes de que la Cruz de Guía cruzara las puertas e la parroquia, en el interior, el olor a incienso lo cubría todo y el padre Francisco Núñez, costaleros, nazarenos y familiares rezaban el Dios te salve María para que les diera fuerza para realizar su estación de Penitencia.

El párroco pidió un aplauso para las dos cuadrillas de costaleros que tuvieron ayer la responsabilidad de hacer desfilar a los dos titulares de la cofradía. Antes de meterse bajo los pasos, nervios y muchos abrazos, conscientes de que el día que llevaban todo el año esperando había llegado.

La primera levantá del paso de misterio fue dedicada para los familiares enfermos de la hermandad y para la cuadrilla de la Estrella. Jesús Flagelado cruzó el umbral del Santiago con el himno de España sonando y una vez en calle Jardines giró a la izquierda para emprender el camino hacía la calle Medinaceli, para pasar después por las vías de Estrella y Santiago y continuar así el recorrido diferente que aprobó este año la junta de gobierno, que llevó a la procesión por las calles Las Palomas, González Ontoria, San Cayetano, Reñidero del Gallo, Morón y la avenida de la Banqueta, tras lo cual la Cruz de Guía llegó a la plaza de la Constitución y entró en la calle Real, pasó por la carrera oficial y la plaza de la Iglesia y emprendió el camino de regreso por Padre Rodríguez Cantizano, Sol, Clavel y Jardines.

La banda de cornetas y tambores de la Hermandad de la Caridad de Vélez Málaga entonó la marcha Salvador mientras Jesús Flagelado recorría la calle Jardines, acompañado por sus nazarenos y aquellos que había hecho promesa.

Después le llegó el turno a la Virgen de la Estrella, cuyo palio llevaba luto por el fallecimiento de alguien cercano a la cofradía. La cuadrilla supo hacerlo bien y sacar a la calle la bella imagen de su Señora a través de la estrecha puerta de la iglesia de Santiago. Con esfuerzo, fe y en cuclillas, los costaleros salvaron un año más la puerta y tanto ellos como María Santísima de la Estrella se llevaron los aplausos de los linenses.

La Banda Municipal de Música fue la encargada de desfilar junto al Palio y acompañar la Virgen en su agonía al ver cómo los romanos flagelaban a su hijo.

No faltaron en el desfile representantes del cuerpo de la Guardia Civil pues está muy vinculado a esta hermandad y siempre caminan junto a sus titulares en la semana de Pasión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios