El Silencio

Emoción y llanto por el Calvario del Hijo

Nombre Completo: Ilustre Hermandad del Santo Entierro y Nuestra Señora de La Soledad.

Hermana Mayor: María Mercedes Gavira Lobato.

Pasos: Uno.

Sede Canónica: Parroquia de Santa María La Coronada.

Indumentaria: Los hermanos de penitencia lucen túnica y capa negra, cíngulo blanco y negro y un rosario. Los costaleros llevan rebeca negra, camisa blanca y corbata negra. La junta de gobierno viste traje negro, con camisa blanca, y corbata y zapatos negros.

Hermanos: Más de 200.

Música: La procesión se desarrolla en el más absoluto silencio.

Itinerario: Salida de la Iglesia parroquial de Santa María la Coronada. Siglo XX, Mirador Domingo de Mena, Médico Augusto Alcaide, Francisco Tubino, Santa Ana, San Felipe, Terrero Monesterio, General Lacy, Almoraima, San Felipe, Plaza de la Iglesia y a la Parroquia

Hora de salida: 00:00 horas.

Carrera oficial: 02:00 horas.

Recogida: 03:30 horas.

La salida de la Virgen de la Soledad es un momento de la Semana Santa sanroqueña asociado al silencio. Su salida, ya en la madrugada del Jueves al Viernes Santo, es uno de los momentos más sobrecogedores y de especial belleza.

Los titulares de esta Antiquísima e Ilustre Hermandad y Cofradía datan de mediados del siglo XV. Son una bellas tallas de autor desconocido, realizadas cuando las tropas de Castilla capitaneadas por Enrique IV conquistan la plaza de Gibraltar y dona estas tierras al duque de Medina Sidonia para que las hiciese cristianas. Posteriormente recibirían culto en el convento de San Francisco. Cuando se produce la pérdida de Gibraltar, el sacerdote Romero de Figueroa las traslada a San Roque, donde allá por los años de 1865 salieron por primera vez en Magna Procesión, según el libreto oficial de la Semana Santa editado este año.

Cabe reseñar que cuando la cárcel del partido judicial estaba en la localidad de San Roque, existía la tradición de liberar un preso durante la salida penitencial, a las doce de la noche, de Nuestra Señora de la Soledad. Esta tradición sí se mantiene en otros puntos de Andalucía.

A las pocas horas el cortejo vuelve a estar listo para desfilar por las calles de San Roque en la procesión Magna del Santo Entierro ya acompañada por el Cristo Yacente, una talla también procedente de Gibraltar, de autor desconocido y que tiene brazos articulados, por lo que se cree que se usaba en un descendimiento. La urna es de plata y fue donada en 1923 por Francisco E. Rendón.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios