Penas y Dolores

Emoción contenida en una noche triste en La Línea

  • El mal tiempo impide a la Dolores realizar su estación de Penitencia

Comentarios 3

El mal tiempo impidió que la Hermandad de Jesús de las Penas y María Santísima de los Dolores realizase su estación de Penitencia en la noche del Martes Santo.

Nazarenos, costaleros y familiares se congregaron en el centro pensando en la lluvia que había caído fina y constante durante toda la tarde pero con el corazón lleno de esperanza ante la posibilidad de que el cielo abriera.

El primer aviso de que la junta de gobierno iba a esperar para tomar una decisión llegó 15 minutos antes de las ocho de la tarde, hora prevista para la salida. El capataz del paso de misterio, José Manuel Rosado, así se lo comunicó a las dos cuadrillas de costaleros. La determinación llegó una hora más tarde y la noticia que nadie en el templo de Santiago quería escuchar la dio el secretario de la cofradía, Andrés Losada, que pidió a todos los hermanos que a pesar de la contrariedad mantuvieran "la seriedad y el carácter que distingue a esta cofradía". Alberto González, hermano mayor, explicó que no fue una decisión "fácil" pero la junta de gobierno "no puede permitir que vosotros os mojéis, ni que se dañe un patrimonio artístico que hay que cuidar para los que vengan después". Más de un lágrima se escapó pero la mayoría contuvo la emoción al saber que sus queridas imágenes no estarían en la calle. El director espiritual de la hermandad, el padre Juan Valenzuela, pidió a Jesús de las Penas "que nos ayude a todos a cargar con nuestras cruces" y rezó con todos los asistentes.

Pasadas las nueve de la noche se abrieron las puertas de la Iglesia para que las personas que esperaban fuera pudieran ver las chicotás de los titulares. La primera levantá de Jesús de las Penas la realizó la cuadrilla a pulso y se la dedicó a Eusebio Villatoro y a Mauricio Gallego, que perdieron la vida el año pasado, el primero en Haití y el segundo en un accidente de tráfico en Zaragoza, con el deseo de que "el año que viene podamos sacar al Señor", en palabras de Rosado. Todo esto mientras la Agrupación Musical Agripino Lozano de San Fernando tocaba la marcha Jesús de las Penas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios