El 23% de los que cambian de médico lo hacen por la mala relación

  • Un estudio evalúa los motivos que esgrimen los ciudadanos que realizan la petición.

La escasa proximidad, la mala relación con el facultativo y el horario laboral conforman el grueso de argumentos que esgrimen los pacientes cuando deben dejar por escrito los motivos que les han llevado a solicitar un cambio de médico. Así lo demuestra un estudio que ha evaluado las razones que suele haber detrás de esta petición tras analizar más de 220 demandas de cambio.

Realizado en Cataluña, también ha recogido el número medio de visitas, los años de permanencia con el mismo profesional antes de solicitar el cambio y si éste finalmente fue o no aceptado. La investigación se presentó en el último Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, celebrado en junio en Zaragoza.

El perfil de aquel que quiere cambiar de facultativo -y que además decide hacerlo- responde al de una mujer (63,1%), con una edad media de 42,6 años. Datos del año pasado revelan que estos pacientes hacen una media de 6,1 visitas al año y permanecen en el cupo del médico unos 2,3 años hasta producirse el cambio. Concretamente las razones alegadas para pedir acceso a un profesional en su centro de salud son en primer lugar los problemas de proximidad al domicilio (32%), seguido de una relación poco satisfactoria (23%), el horario laboral (22%), la agrupación familiar (4,7%) y otros (18,3%).

Uno de los autores del estudio, el doctor Miguel Sarlat, aclara que los médicos no suelen estar pendientes de si los pacientes piden o no un cambio y el motivo que hay detrás. De los que realmente podrían preocuparse en mayor medida, que son los provocados por una mala relación, se enteran si van acompañados, como sucede a veces, por una hoja de reclamaciones del usuario a la que el profesional debe contestar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios