Vinculan los materiales ignífugos con el bajo peso de los bebés al nacer

  • La causa podría residir en un material habitual en alfombras, productos para bebés y muebles.

La exposición durante el embarazo a productos químicos utilizados como retardantes de fuego -al fabricar materiales ignífugos- ha sido vinculada con el bajo peso al nacer de los bebés, según un nuevo estudio dirigido por investigadores de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos).

En la investigación, que ha sido publicada en la revista especializada American Journal of Epidemiology, los científicos descubrieron que por cada aumento de diez veces en los niveles de éteres de polibromodifenilos (PBDEs) en la sangre de la madre durante el embarazo, el peso del bebé caía 115 gramos.

El presente estudio examinó los PBDEs que se encuentran en las mezclas de retardantes de fuego. Estas sustancias químicas se encuentran comúnmente en muebles de espuma, productos para bebés y rellenos de alfombras. El uso de estas sustancias comenzó a aumentar en la década de 1970, en respuesta a las normas de seguridad contra el fuego implementadas en California en ese momento.

La autora principal del estudio, Kim Harley, profesora de salud materna e infantil y directora asociada del Centro de Investigación de Medio Ambiente y Salud Infantil en UC Berkeley, añade que "una disminución de 115 gramos de peso es un hallazgo bastante importante, considerando que fumar durante el embarazo se asocia con alrededor de 150 ó 250 gramos de disminución de peso al nacer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios