Una vela causó el fuego que mató a un hombre, su hija y un amigo

  • El segundo hijo de la familia, de 9 años de edad, y su madre se encuentran muy graves tras sufrir importantes quemaduras mientras trataban de escapar del incendio

Un hombre 41 años de edad, su hija de 5 (los cumplía ayer mismo) y un amigo de la familia, de unos 40, murieron ayer como consecuencia de un incendio que se produjo poco después de la una de la madrugada en su casa de El Palmar, en la costa del municipio de Vejer. En el siniestro resultaron heridas con quemaduras muy graves otras dos personas: la madre y esposa de los dos fallecidos, de 43 años, y otro hijo de la pareja, de 9 años.

Todo indica que el incendio lo originó una vela que en el porche de la vivienda prendió fuego a una mesa de plástico, lo que provocó que se quemara una de las vigas de madera y que las llamas se propagasen con rapidez. La casa es una prefabricada de las que abundan en El Palmar.

La familia afectada por el incendio reside en La Algaba (Sevilla), donde el Ayuntamiento decretó ayer dos días de luto oficial y suspendió las fiestas en señal de duelo. La mujer, C.M.N.G., es natural de Jerez. José C.H., trabajador de Airbus, murió por inhalación de humo cuando fue a rescatar a su hija de cinco años de una habitación, donde los servicios de emergencia los encontraron inconscientes.

Los médicos consiguieron recuperar el pulso de la pequeña, que fue trasladada al hospital Puerta del Mar de Cádiz, donde falleció ayer por la tarde. La familia decidió donar sus órganos. En su reanimación en el lugar del siniestro participaron cuatro guardias civiles que intervinieron en las tareas de rescate de los heridos.

Al darse cuenta de que había un incendio, los afectados abrieron la puerta de la casa para salir y eso permitió que las llamas pasaran dentro, aunque no mucho, y el humo también entró, explicó ayer por la mañana el alcalde de Vejer, José Ortiz, muy afectado por lo ocurrido.

La madre y el amigo de la familia pudieron salir por la puerta principal aunque sufrieron quemaduras del 90 y el 80% del cuerpo, mientras que el niño, que escapó por una ventana, sufre heridas por fuego en el 65% de su cuerpo.

El estado de la madre era ayer muy grave y se temía por su vida. Había más esperanzas de que sobreviviese el niño. El otro hombre, de unos 40 años, murió ayer por la tarde. Los tres fueron trasladados a Sevilla e ingresaron en la unidad de quemados del Hospital Virgen del Rocío.

La familia veranea en El Palmar desde hace más de veinte años, dijo ayer el alcalde de Vejer. Son conocidos en el pueblo. Ella trabaja en el centro d emergencias 112 como operadora telefónica. Un hombre que ayer coordinó desde el 112 el dispositivo activado a causa del incendio lo hizo durante unas horas sin saber que eran familiares suyos las personas afectadas.

El Ayuntamiento de Vejer decretó ayer tres días de luto. "El dolor no tiene palabras", se lamentaba apesadumbrado el alcalde del municipio.

"Estoy desolada. No me lo puedo creer", decía ayer Francisca, vecina de parcela de la familia que ha perdido a dos de sus miembros en el incendio. "El 31 de julio cumplía él 42 años. Tan felices que estaban aquí. Los dos trabajando. Ella se venía el mes que descansaba. Nos llevábamos muy bien".

Francisca comentó que le habían dicho que la vela que provocó el fuego estaba en una silla. También que el fallecido rompió una ventana para intentar escapar por ella de la casa pero que ya estaba muy afectado por el humo y no lo consiguió. La mujer explicó que los bomberos tardaron poco en llegar al lugar y comenzar a sofocar el incendio. "Pero esto vuela. Los pilares del porche son de madera y el doble techo es como de plástico. Quema todo muy rápido", señaló.

Fue en torno a la una y veinte de la madrugada de ayer cuando se recibieron varias llamadas en el teléfono único de emergencias para alertar del suceso. De inmediato, desde el centro coordinador se dio aviso a la Guardia Civil, al Consorcio Provincial de Bomberos, a la Policía Local de Vejer, a Protección Civil y a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), según informó en un comunicado el servicio de Emergencias 112 Andalucía.

La tragedia en El Palmar provocó ayer una "honda conmoción" en La Algaba, donde residía José C.H. junto a su familia. El alcalde, Diego Manuel Agüero, explicó que la pareja llegó hace unos diez años al pueblo, donde nacieron sus dos hijos. Tras conocer la pérdida del padre y de su hija, el Ayuntamiento de La Algaba decretó dos días de luto oficial y ha suspendido las fiestas con motivo de la Velá de la Barriada García Lorca, en señal de duelo. El Ayuntamiento también suspendió actos oficiales y competiciones deportivas previstas para hoy lunes y mañana en el municipio.

El grupo de IU expresó ayer sus condolencias por la pérdida de este vecino de La Algaba, y de su hija. Hermandades y diversas entidades, entre ellas el Club Ciclista los Guzmanes, al que pertenecía la víctima, se sumaron con numerosos mensajes para expresar sus condolencias a través de las redes sociales. José C.H. trabajaba en la factoría de Airbus y fue socio fundador del Club Ciclista Los Guzmanes.

El Ayuntamiento de Vejer ha convocado para hoy a las doce de la mañana, en la plaza de España, un minuto de silencio en memoria de los fallecidos.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios