turismo | desarrollo de un enclave único en andalucía

El renacer del poblado de Los Hurones

  • La licitación y adjudicación del proyecto turístico se realizará en los próximos 6 meses

  • Hay varias ofertas en firme

  • Se destinarán 2 millones de euros de la ITI

Comentarios 3

Escondido en el Parque Natural de los Alcornocales se encuentra uno de los parajes más bellos y singulares de la provincia de Cádiz. El poblado del embalse de Los Hurones es uno de esos lugares que forman parte del imaginario colectivo de muchos gaditanos, aunque otros ni siquiera sepan ubicarlo en el mapa.

Perteneciente a San José del Valle, aunque mucho más cercano a Algar, fue levantado entre finales de la década de los 50 y principios de los 60 para acoger al personal técnico, a los empleados y a sus familias mientras tenían lugar los trabajos de construcción de la presa de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. La lejanía de los núcleos de población y los difíciles accesos motivaron la puesta en marcha de una 'mini ciudad' en la que no faltaba de nada: hospital, colegio, iglesia, panadería, carnicería, cantina, piscina, campo de fútbol...

Tras la construcción de la presa apenas quedaron trabajadores para el mantenimiento de unas instalaciones que fueron desapareciendo paulatinamante o quedaron cerradas para siempre. Entre los años 2006 y 2008 la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía se hizo cargo de este enclave y en junio de 2014 hizo pública su intención de ceder la explotación a la iniciativa privada para la puesta en marcha de un proyecto turístico. Aunque en un principio se anunció que sería en el primer cuatrimestre de 2015 cuando se podría resolver la concesión administrativa, lo cierto es que este proceso parece que se hará realidad este 2018.

Así al menos lo afirma Juan Niño, jefe de Servicio de Administración General de la Delegación Territorial de Medio Ambiente, quien sostiene que "después del cierre del pliego técnico, comienza el periodo de licitación y luego el de adjudicación, por lo que todo debería estar listo en un plazo máximo de seis meses".

La iglesia del poblado se encuentra en perfecto estado de conservación. La iglesia del poblado se encuentra en perfecto estado de conservación.

La iglesia del poblado se encuentra en perfecto estado de conservación. / Ramón Aguilar

El procedimiento que llevará a cabo la Junta será el de concesión de un Bien de Dominio Público (la Junta sigue teniendo la titularidad) a través de licitación pública y por un periodo máximo legal de 50 años. El uso que debe recoger el proyecto ganador es el de un complejo turístico rural con una superficie de 5,7 hectáreas. Su valoración estimada es, según la Delegación Territorial de Medio Ambiente, de 4.153.603 euros y se le supone una inversión para su rehabilitación de 1.371.204 euros, con un canon anual del 5% de su valoración total.

En el tiempo transcurrido desde el primer anuncio, la administración no ha se ha quedado de brazos cruzados si no que ha estado en permanente contacto con los posibles interesados en el proyecto. "Llevamos cuatro años recibiendo, reuniéndonos y escuchando a los empresarios y tenemos muchas ofertas en firme", señala Juan Niño.

El jefe de Servicio de Administración General dice que han recibido a empresarios catalanes que han propuesto la creación de un geriátrico vinculado al turismo; empresarios del sector de la hostelería; propietarios de cadenas hoteleras que ven interesante tener un espacio en una zona de interior para completar su oferta; el impulsor del complejo de ocio Aldeaduero, un enclave muy parecido al del poblado de Los Hurones; grupos de inversores de Reino Unido, Bélgica o Rusia, empresarios andaluces y gaditanos... "Cada empresario tiene una idea y ahora lo que estamos haciendo es estudiar cada proyecto", explica Juan Niño, quien añade que "hemos tardado tanto porque no queríamos que Hurones fracasara, que la concesión saliera y se quedara desierto, para nosotros no era asumible. Tenemos claro que vamos a tener un empresario que se hará cargo del proyecto".

Y es que para la Junta este es uno de los planes estrella para la provincia de Cádiz, una apuesta política para que este sea el gran proyecto de desarrollo socioeconómico de la Sierra de Cádiz y una referencia en turismo de interior, el 'Eurohurones', como lo llamó el antiguo delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil.

Dependiendo de las obras, el poblado podría abrir de cara al público en 2019 o 2020

Precisamente por este interés y por miedo al fracaso, lo que tiene claro la administración es que no va a dejar el poblado en manos de cualquiera. Por ello, "hemos contactado con empresarios potentes, que puedan asumir el canon y no vengan a hacer experimientos. La base del proyecto es que sean conscientes de que el gran potencial de Hurones es el entorno natural, que sea compatible con la explotación del embalse, sostenible con el medio rural, que proteja el patrimonio histórico y que garantice la sostenibilidad ambiental de la zona".

Según Juan Niño, los interesados son conscientes de estas bondades y todas las iniciativas aspiran a explotar ese valor y a respetar el entorno patrimonial de las edificaciones. "Hurones no es un bien de interés cultural, pero sí tiene un valor cultural importante y por ello garantizaremos el respeto a las construcciones".

En este punto cabe apuntar que el proyecto ganador podrá incluir, si lo viera necesario, la construcción de nuevas edificaciones, aunque desde la Junta se deja constancia de que "no se trata de construir un complejo turístico si no de desarrollar un complejo rural respetando lo que ya hay y dinamizándolo".

La Delegación de Medio Ambiente estima que el valor del enclave es de 4.153.603 euros

El poblado cuenta con 32 viviendas en hileras agrupadas en dos conjuntos iguales y separadas por la iglesia y la antigua casa del cura; la casa de administración; las casas del ingeniero y el vigilante; la escuela; el albergue; el antiguo economato; la actual venta, que antes era el laboratorio; almacenes, garajes, el centro de tranformación eléctrica y una zona recreativa al aire libre con dos piscinas, pista de tenis y futbito, bolera, etc.

Aunque han pasado más de 50 años de su edificación, lo cierto es que el poblado, en general, se encuentra en un estado envidiable. Hay lugares en ruina, como el colegio, pero otros lucen un buen aspecto. "Hemos visto con los empresarios el poblado y ha sido muy reconfortante: hay construcciones que están muy bien, otras pasables y otras muy mal".

El jefe de servicio de Administración General de la Delegación de Medio Ambiente cree que la escuela debería demolerse por su mal estado, al igual que el antiguo hospital, aunque en este caso los empresarios ven importante su mantenimiento de cara a convertirse en la recepción del complejo. "Son edificaciones de los años 1956 al 1962 y demasiado bien han aguantado".

Para Juan Niño esa es una de las grandes ventajas del poblado: posibilitar la comercialización inmediata del producto por fases, haciendo una inversión inicial y abriendo líneas paulatinamente.

Fondos ITI

La explotación del poblado correrá a manos del empresario ganador, pero la Junta también participará activamente a través de los fondos de la ITI (Iniciativa Territorial Integrada) para hacer varias mejoras fundamentales. Juan Niño explica que se ha aprobado una partida de dos millones de euros "porque teníamos que mejorar las condiciones de inicio de Hurones. Vamos a mejorar la infraestructura básica para hacer más atractiva la apuesta del empresario. Con la ITI se va a renovar el acerado, la iluminación, se va a dotar de una potabilizadora de agua, se va a ampliar la depuradora, vamos a acondicionar la vía pecuaria para poder aportar una salida de emergencia, habrá una mejora de las telecomunicaciones y se trasladarán equipamientos de la explotación del embalse a otra zona para que sea compatible la convivencia del proyecto con la explotación de la presa. También hemos pensado montar un helipuerto para las emergencias. Son dotaciones de infraestructuras básicas para hacer más atractivo el entorno".

La ITI tiene como plazo de ejecución el año 2020, por lo que como máximo en los próximos dos años estos trabajos deberán estar realizados.

El proyecto deberá proteger el entorno y el patrimonio histórico y mirar a la naturaleza

Juan Niño añade que estas obras con fondos de la ITI saldrán a licitación pública para que los inversores locales puedan implicarse en el proyecto de Los Hurones, por eso dice que "lo hemos hecho deliberadamente para hacer partícipe a la sociedad y al empresariado gaditano".

Y es que otra de las patas de este ambicioso plan es el desarrollo del empleo en la zona, algo que ya saben los interesados y que supondrá la creación de puestos de trabajo necesarios para poner en marcha y mantener todo el complejo turístico.

Este modelo de negocio, sostiene Juan Niño, debe ir enfocado "a la naturaleza, a escuchar la berrea, a hacer senderismo, salir en bicicleta, meditar y estar en paz con el entorno. Vendemos naturaleza".

Por ello no duda en afirmar que "no tenemos un proyecto como este en Andalucía y, desde luego, ninguno de esta relevancia". Todo este trabajo y las propuestas que hay sobre la mesa han hecho que el personal implicado de la Delegación Territorial de Medio Ambiente esté "súper ilusionado. Hemos visto de todo, pero hay tres o cuatro proyectos que nos han llamado mucho la atención. No obstante, nuestra posición no es decir al empresario lo que tiene que hacer, si no que sea el empresario el que monte su idea pero sabiendo que no viene a Torremolinos y que hay unos condicionantes".

Así, si finalmente se cumplen los plazos y el proyecto sale adelante, en los próximos dos años el proyecto turístico del poblado de Los Hurones será, al fin, una realidad.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios