Los náufragos del 'Nuevo Pepita Aurora' tienen ya empleo en Barbate

  • Trabajarán en una empresa de envasado de pescado

La propia ministra de Pesca tiene previsto reunirse en breve con los supervivientes del pesquero Nuevo Pepita Aurora, a los que la Junta garantizó un empleo fuera de la actividad pesquera en alta mar, aunque relacionada con dicho sector, ya que será en una fábrica de envasado de pescado que se abrirá en breve en el polígono industrial El Olivar de Barbate.

Estas ocho personas que han quedado marcadas por el siniestro que ocurrió el pasado 5 de septiembre cuando regresaban de Marruecos no quieren volver a enrolarse en un barco. Algunos de ellos, como José Crespo, de 47 años, asegura que "no quiere ni acercarse por el puerto".

Este marinero que aún no puede prejubilarse, está a la espera que desde la Junta de Andalucía, el departamento que dirige Isaías Pérez Saldaña, le garantice la recolocación junto con los otros marineros que perdieron su empleo hace cinco meses.

Los testigos vivos de ese naufragio no quieren volver al mar al no haber superado la tragedia. Desde que se produjo la catástrofe, los supervivientes están en tratamiento psicológico. No pueden olvidar esos trágicos momentos en los que vieron por última vez a sus compañeros de faena y que ellos consideran que "volvieron a nacer".

Los psicólogos que los tratan les aconsejan que no vuelvan a la mar, a la vez que ellos esperan que se cumpla el compromiso del consejero de Pesca para que sean recolocados en tierra.

Por otro lado, la Comisión de Siniestros Marítimos, dependiente del Ministerio de Fomento ha comenzado la recreación del accidente sufrido por el pesquero Nuevo Pepita Aurora. La recreación que se ha llevado a cabo en una piscina, donde se ha colocado una maqueta del barco y se han reproducido las olas de hasta cinco metros que se originaron en la tarde del pasado 5 de septiembre, así como las corrientes de viento de más 100 kilómetros a la hora que reinaban en la zona del naufragio.

Este trabajo pretende explicar qué ocurrió esa tarde y por qué dio la vuelta el barco. Esa experiencia se ha llevado a cabo en el Canal del Pardo, un centro dependiente del Ministerio de Defensa. Las conclusiones de este trabajo serán remitidas por la Marina Mercante al Juzgado Número 3 de Algeciras, que es el encargado de la instrucción de este caso en el que fallecieron ocho marineros barbateños de los que tres aún se encuentran desaparecidos.

De momento se desconoce si este tipo de pesqueros tienen algún defecto de construcción, ya que han sido tres los barcos hundidos en poco tiempo, algunos de ellos del mismo astillero. Marina Mercante posee un libro de estabilidad para cada barco debe cumplir y que ahora está siendo revisado en cada puerto, sobre todo con los artes de pesca que deben tener unas dimensiones y un peso que no debe sobresalir de lo autorizado en dicho libro de estabilidad.

El Nuevo Pepita Aurora sigue con la quilla clavada a 29 metros de profundidad, a menos de una milla al sur de Punta de Gracia, en Tarifa.

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios