El gran contrato

  • La ministra de Defensa y el príncipe heredero de Arabia Saudí rubrican el acuerdo de intenciones para la venta de las cinco corbetas que construirá Navantia

El príncipe heredero de Arabia Saudí Mohammed Bin Salman, con la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal tras la firma del acuerdo. El príncipe heredero de Arabia Saudí Mohammed Bin Salman, con la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal tras la firma del acuerdo.

El príncipe heredero de Arabia Saudí Mohammed Bin Salman, con la ministra de Defensa María Dolores de Cospedal tras la firma del acuerdo. / m. d.

Pasaban pocos minutos de las ocho de la tarde cuando el Ministerio de Defensa publicaba en su Twitter oficial: "La ministra @mdcospedal y el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohammed Bin Salman Bin Abdulaziz Al-Saud, firman el acuerdo de intenciones entre el Gobierno español y el saudí en relación a la venta por parte de Navantia de cinco corbetas". Ya era oficial. Junto a ese texto, la imagen que aparece sobre estas líneas, donde la ministra María Dolores de Cospedal estrecha la mano del heredero saudí y sujeta el documento recién firmado. Junto a ellos, un paso atrás, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Este acuerdo de partenariado estratégico entre ambos países había sido avanzado y confirmado en Cádiz casi tres horas antes por parte del presidente del PP gaditano, Antonio Sanz. De esta manera, dos años y medio después, el que está llamado a ser el mayor contrato exterior de la historia de los astilleros tomaba forma. Es más, según ha podido saber este periódico de fuentes cercanas al acuerdo, el documento fue suscrito entre los ministerios de Defensa de ambos países con el que se comprometieron a continuar adelante con los esfuerzos conjuntos en materia de defensa. Además, mostraron su intención de facilitar todos los procedimientos necesarios para la firma definitiva del contrato con Navantia para la construcción de los cinco barcos. Ese contrato, finalmente, alcanzará un valor de 1.880 millones de euros.

1.880Millones de euros. Es el importe final del acuerdo alcanzado entre los dos países para las corbetas.

La firma con la ministra Cospedal se producía primero. Pero después hubo otra entre los responsables de Arabia y el propio presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez. Se rubricó un segundo documento entre las partes por las que Navantia y Arabia Saudí crearán una empresa mixta que será pública conjunta, que será la encargada de gestionar el contrato de construcción de las corbetas, así como su desarrollo. Concretamente, como explicó después Presidencia del Gobierno en un comunicado de prensa oficial, se firmó un "Memorando de Acuerdo" entre Navantia y la empresa pública saudí SAMI, en el que ambas se comprometieron a crear una empresa conjunta para los futuros programas navales en Arabia Saudí.

Como añadió dicho comunicado, ambas delegaciones acordaron dar un "nuevo impulso" a las relaciones bilaterales en el contexto de la Visión 2030" saudí. El príncipe heredero "confirmó el papel de España como socio importante para el éxito de este proyecto de diversificación económica y reformas. Arabia Saudí aprecia la experiencia de las empresas españolas en varios sectores, entre los que destacan energía, incluidas las energías renovables, infraestructuras, transporte, cultura, ocio, ciencia y tecnología y defensa".

Añadió el comunicado que el presidente del Gobierno y el príncipe heredero de Arabia Saudí "repasaron cuestiones regionales, como Siria, Iraq, Yemen y el Proceso de Paz de Oriente Medio. Acordaron intensificar su cooperación en asuntos como la lucha contra el terrorismo y el diálogo interreligioso en el marco de la iniciativa conjunta del Centro de Diálogo Interreligioso e Interconfesional (KAICIID) que tiene su sede en Viena".

Fue al término de la reunión entre ambas delegaciones cuando se procedió a la firma de los distintos acuerdos y memorandos de entendimiento. Así, uno de esos memorandos fue el que afecta a Navantia, con la rúbrica de la ministra de Defensa. Pero también se suscribió un acuerdo sobre transporte aéreo, firmado por el ministro de Fomento español y el ministro de Comercio e Inversión saudí; un programa ejecutivo de cooperación cultural, firmado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte español y el ministro de Cultura e Información saudí; un memorando en materia de cooperación en el ámbito del Trabajo y el Desarrollo Social, firmado por la ministra de Empleo y Seguridad Social española y el ministro de Comercio e Inversión Saudí; otro memorando de entendimiento sobre cooperación científica y tecnológica, firmado por el ministro de Economía, Industria y Competitividad español y el ministro de Energía, Industria y Riqueza Mineral saudí.

Presidencia del Gobierno resaltó, por último, que "las relaciones económicas y comerciales son fluidas y crecientes. En 2017, el comercio entre ambos países creció más de un 10% respecto al año anterior, alcanzando los 5.951 millones de euros, convirtiéndose Arabia Saudí en el 19º socio comercial mundial (primero en Oriente Medio) de España. En 2017, las exportaciones se situaron en los 2.267 millones (una caída del 4,1% respecto al año anterior), mientras que las importaciones alcanzaron los 3.684 millones de euros (un 22,7% más que en 2016), arrojando un saldo deficitario para España de -1.417 millones de euros". Además, recordó que "la presencia comercial española en Arabia Saudí se ha acelerado en los últimos años", y que "la operación más importante es la construcción y mantenimiento de un tren de alta velocidad entre la Meca y Medina, valorada en 6.736 millones de euros y ejecutada por un consorcio de 12 empresas españolas".

03597591

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios